jueves, 14 de enero de 2021

Matando el desánimo con tiradas largas


Siempre he creído que la frecuencia con que uno publica en su blog es el reflejo del estado de ánimo de uno mismo. No es extraño, por tanto, que haya tardado 4 meses largos para escribir estas primeras líneas. Y viendo los blogs de los amigos, veo que todos estamos con el mismo desánimo....
Espero que de aquí medio año pueda leer semanalmente vuestras hazañas, dudas o cualquier escrito para animarnos mutuamente.

Harto de que cualquier opinión/consulta que no esté 100% en la línea de "lo universalmente correcto" se tache inmediatamente de 'negacionista'o 'terraplanista', me abstengo de hacer ninguna opinión sobre todo lo relacionado con la Covid-19, y las medidas adoptadas.
(Pero sí sigo defendiendo públicamente que no sirve para nada llevar la mascarilla al aire libre con distancia social, y por tanto no queda más remedio que aceptar diariamente las caras de furia y terror de mis conciudadanos... aunque suelo tener una buena excusa, que es llevar permanentemente un bocadillo en la mano para ir comiendo y así justificando mi falta de solidaridad. 
Cosas de ser no-fumador...)     

Nadie se muere por no competir en una carrera oficial, pero desde luego a mi me está costando muchísimo mantener un ritmo y un plan de entrenamiento estos meses.
En 10 meses he hecho tan solo 1 entreno de calidad (4 series de 1500m, curiosamente a buen ritmo) y todos los demás entrenos han sido más bien con el afán de no engordarme excesivamente...sin éxito.

Por lo demás, ningún entreno por encima del ritmo de 4'30"/km, y la mayoría de los "entrenos" a ritmo realmente cómodo.. por el simple hecho de no querer sufrir. Me he hecho vago, sin dejar de correr.

Para justificar a mi mismo ir a un ritmo tan lento, he ido aumentando gradualmente el kilometraje por sesión de entrenamiento, y ahora he visto que los últimos 4 meses he hecho:
* 1012 kilómetros en tan solo 43 sesiones... Una media de 23,5 km, casi dos horas por sesión. 

Sin darme cuenta, cada vez me obsesionaba más en hacer tiradas mas largas, e incluso soñaba con el Ultrafondo, probablemente debido a la  ingesta de toda una serie de Western States 100 y Badwater 135 vídeos en YouTube.


 
Cayeron 3 maratones de Collserola, 2 maratones por el río, Camins dels Matxos en Torelló, la UT de Collserola de 80k desde mi casa... para finalmente recibir un baño de realidad al intentar hacer la cursa solidaria de 12 horas Corredors.Cat para recaudar dinero para la terrible enfermedad ELA. (si, las otras enfermedades no han desaparecido). 
Quise llegar a los 110 kilómetros (iluso de mí), pero tras 4 horas y 42,4 kms me quedé totalmente sin fuerzas y me di cuenta que para ser un Ultrafondista se debe de entrenar y vivir como un fondista.


Si bien el cierre de los bares y restaurantes y el toque de queda han evitando grandes abusos con el alcohol, el consumo moderado pero continuado de él y la ansiedad diaria respecto a la ingestión de comida basura desde luego no han hecho ningún bien a mi cuerpo. 
Tampoco ha ayudado el hecho de comer diariamente un bocadillo a las 16:00, que es cuando voy a buscar a mi hijo a la escuela...
Y al final el cuerpo ha dicho "prou". Con 84,5 kg, el castigo para las rodillas no es el mismo que con 78 kg, y hace 8 días de repente escuché un 'crac' en la rodilla derecha y desde entonces estoy parado.
Toca descansar una semanita más y ver si es algo pasajero o algo más grave. 
De momento, descanso y dieta... e intentar no hundirme mentalmente. 


No sé bien si estaba permitido o no, pero el deseo de mis padres y mi hermano de vernos estas navidades hizo que nuevamente nos desplazamos en coche a Holanda, para disfrutar 10 días de la familia y las comidas copiosas. Un balón de oxígeno para aguantar los próximos meses.

También tocaba ver brevemente a mi abuela (con mascarilla, eso sí), ya que probablemente fue la última vez que pudiéramos hablar con ella. Está en buena condición física, con 92 años y viviendo sola en su casa pequeña, pero me da la impresión que ya ha disfrutado suficiente de la vida.... Ya me gustaría llegar así de bien a su edad!! 

Bueno, os deseo todo lo mejor! 

Mucha salud y felicidad.

Feliz Año 2021 Amigos!!! 














 

lunes, 31 de agosto de 2020

Cavalls del Vent OPEN sub 24h

 


Hace 14 meses acabé la "Cursa" de Cavalls del Vent en el día con las temperaturas más altas jamás registradas... y acabé destrozado y deshidratado. Muy inconsciente!

Anteayer volví a hacer la misma ruta, pero esta vez en condiciones totalmente contrarios, acabando con lipotimia y fuertemente "hidratado" (por fuera). Muy inconsciente de nuevo!

Un amigo Correcat, Jordi, (o ex amigo :-) se planteó de hacer la ruta de  Cavalls del Vent este finde semana, y lo descarté directamente, pues teóricamente estaría en Holanda celebrando las vacaciones de verano.

No obstante, cuando a finales de julio, Holanda puso a Barcelona en la zona Naranja (cuarentena obligatoria de 14 días al llegar), hablé con mi jefe y adelanté una semana mi salida en coche para evitar perder 2 de mis 3 semanas de vacaciones.    

Y así quedaba el finde del 29 de Agosto libre para hacer una escapada.

Había otro chico, Pinelli, que iba a hacer los primeras 28 kms con el Jordi (de Estasen a Serrat de les Esposes), y a Toni le tocaban los últimos 32 kms (de Rebost a Estasen).

Pero una vez de vuelto en Barcelona, el lunes 24 de Agosto, las previsiones eren todo salva bonitas. Y a la medida que iban pasando los días, peores los pronósticos. El mismo viernes a las 21h observamos las telenoticias de TV3 y pudimos ver los 116 litros caídos sobre Ripoll, la pedrada sobre Berga, las tormentas eléctricas sobre gran parte de Cataluña y todos lo teníamos más que claro: NO vamos a comprometer nuestra salud. La montaña seguirá allá, habrán muchas más semanas y si no se puede, pues... no se puede. Todos.. salvo el Jordi, que no quería entrar en razones.

A las12 y pico de la noche del viernes decido coger el coche e ir con tranquilidad a Saldes para convencer a Jordi que hoy no es el día. Pero el viaje era todo salvo tranquilo, con los rayos impactando a muy poca distancia del coche y unas lluvias torrenciales de manera intermitente. Además, en el camino de Guardiola a Saldes tuve que bachear muchas rocas caídas... una mala noche de verdad.
(Una hora antes, al saber que iba a ir yo, Pinelli ya me había llamado por teléfono desde Bagà diciendo que estaba cayendo la hostia allí, y que prefería no acompañarnos, también porque estaba lesionado, y nos esperaría durmiendo en su coche. Se había quedado justo antes del túnel, para no pagar el peaje abusivo por si optáramos por dar la vuelta tras unos pocos kilómetros).  

Así llegué sobre las 02:30 al Parking debaje del Refugio de Estasen, aun con la falsa esperanza de convencerle de tomar unas birras y dejarlo todo para otro día. Pero él ya tenía la decisión tomada, y al no hacer frío y haberse terminado la tormenta eléctrica, me quedé sin razones de peso para abortar la misión. 

Subimos al refugio de Lluís Estasen, 15ºC, y comienza la aventura!!!!

Lluís Estasen (1668m) - Pas Gosolans (2430m) - Prat d'Aguiló (2010m) ** 13km +810 -468

Nada más empezar, empieza a llover y en la oscuridad nos cuesta encontrar el camino (a pesar de tener el track de la ruta en nuestros relojes Fenix 5X). Tras dar algunas vueltas hemos bajado y estamos de nuevo al lado del coche. (Aun estábamos a tiempo..).

Empezamos la larga y agradable subida por pista forestal, rodeando la montaña, y la lluvia que inicialmente era suave empieza a refrescarnos con fuerza, y mientras vemos los primeros relámpagos. 1,2,3,4 BANG... uff, tampoco está demasiado lejos. Estamos frescos y empezamos a relajarnos, ya que aun queda una larga noche y un largo día por delante. La previsión es acabar en poco menos de 18 horas, es decir, a las 21 horas del sábado deberíamos estar de nuevo en nuestros coches.

Vamos explicando nuestras batallas... y de repente veo que el reloj me indica que llevamos ya 561 metros fuera de la ruta. Cachis!! No obstante, estaba convencido que la misma carretera giraría en grandes lazadas y que así más pronto que tarde volveríamos a encontrar el camino. Pero cuando ya llevábamos casi 900 metros fuera de la ruta, no me quedaba más remedio que reconocer mi error y subimos campo a través siguiendo algún corriol, que al final no lo era. 

Empezaba a llover de manera brutal, y con los truenos y la bajada de temperatura nos desesperamos un poco. Nos quedamos un rato parado, pero no era la solución. Teníamos que seguir para adelante.

Tras una larga y penosa subida de 50 minutos y 400 metros de desnivel por la hierba deslizante llegamos por fin a coincidir con la ruta y decidimos de prestar más atención al reloj, y más ahora que nos ha pillado la niebla lo que hace prácticamente imposible ver los puntos naranja que indican la ruta de Cavalls del Vent.

Por suerte no hay tormenta eléctrica cresteando la Serra Pedregosa hasta el Pas dels Gosolans, y la bajada es incómoda pero rápida y sin más contratiempos, solamente un par de paradas técnicas...

Jordi había previsto tardar 2 horas, yo 2h15, pero al final tardamos 3h29 para llegar al primer avituallamiento. Buff. Será un día muy largo..

Aguiló (2010m) - Cap del Pradell (2218) - Coll Pendís - Cortals (1610m) **11k +321 -721

El año pasado me había perdido aquí varias veces (no llevaba GPS), pero hoy parece bastante fácil de seguir la ruta. Se han acabado los relámpagos y vamos más o menos bien. La subida al Cap del Pradell por la ladera de la montaña y con la Comabona invisible a nuestra derecha, es más dura que sobre el papel podría parecer, pero vamos con la tranquilidad de seguir a rajatabla la ruta y nos encontramos más o menos bien. Una larga bajada al Coll de Pendís (1786) y después una agradable bajada hasta el refugi dels Cortals o de l'Ingla.

Jordi había previsto poco menos de 2 horas, y yo un poco más... pero ni mucho menos 2h38.

En vez de las 4 horas previstas ya llevábamos 6h15 y hasta parecía difícil bajar de las 24 horas.

Cortals (1610m) - Collet de Font Freda (1707) - Serrat d/l Esposes (1511m) **5k +97 -196   

Una primera subida por un bosque precioso nos lleva a la Font Freda, pero antes podemos saludar al gran Pinelli que al darse cuenta que íbamos para adelante, fue como previsto al refugio de Esposes y aprovechó para hacer unos kilómetros yendo hacia nosotros para luego acompañarnos hacia su coche. Unos abrazos Covid-Free y en 52 minutos hacemos el camino al refugio de Serrat de les Esposes. (Curiosamente, sin guardias). Gran gesto de Pinelli que además nos facilita comida y bebidas y le hace a Jordi el servicio de taxi de la ropa sucia. 

Aquí se lo toma quizás con demasiada tranquilidad, pues al final nos quedamos aquí 40 minutos, el Jordi cambiándose absolutamente toda la ropa. Solo faltaba el champú :-)

Son ya las 11 de la mañana cuando nos despedimos. Que gusto tener amigos así por el camino!!

Han pasado ya 7h49... pinta magras. Intento nuevamente convencer a Jordi de dejarlo estar aquí, que no hay forma de llegar al final (si llegamos) antes de las tantas de la noche. Pero no me convenzo ni a mi mismo...



Esposes (1511m) - Penyes Altes (2279) - Coll de Jou (2021) - la Tosa (2510) **14k +1446 -447

Sin duda la etapa más larga y más dura. Primero un pequeño tramo de bajada, luego una subida por pista, y después una muy dura subida por un bosque precioso sobre un terreno blando muy guapo. Recuerdo de un entreno en dirección contraria y una pasada poder correr hacia abajo por este camino (nunca entenderé por qué en la UP no se aprovecha este tramo, sinó que te llevan por pista al Coll de Trapa, mucho menos divertido) pero ahora de subida sudamos la gota gorda a pesar del tiempo tan inestable. 

Llegamos tras 1h24 al Collet de Moixeró, y si para mi es uno de los sitios más bonitos de la ruta, la niebla lo estropeó todo y nos dejó sin nada de vistas. Pero bien... estábamos más que avisados!

Muchas subidas y bajadas y más subidas muy desagradables nos llevan al tramo más técnico donde tenemos que utilizar las manos, cuerda incluido, y por fin llegamos a les Penyes Altes. Con todo esto hemos tardado otra hora más.


Penaba que el Coll de Jou estaba a 4 pasos de dichas Penyes Altes, pero tardamos 3 cuartos de hora para pasar este tramo de menos de 3 kilómetros.

Y ya está... por fin la larga y subida al Niu de l'Àliga. 500 metros de desnivel con las piernas ya muy castigadas... o como dice el Jordi. Comença el Rock & Roll!!!

Intento llevar al menos un ritmo de 100 metros de desnivel por cada 15 minutos y así lo hacemos. Un ritmo patético, pero sin apenas parar vamos subiendo. Cuando faltan 100 metros estoy totalmente vacío y me mareo... qué desastre. Llueve con fúria, graniza, y en silencio espero poder convencer al Jordi de dejarlo todo en Rebost, donde Toni nos está esperando. Pinelli me envía un WhatsApp diciendo que ya está, que lo dejemos ya. Que es un tiempo de perros y que no podemos seguir. Casi me alegro de que haga tan mal tiempo... la única forma de que, quizás, entre en razones. Igualmente estamos muy fuera de tiempo.

Así llegamos tras 4 horas y 28 minutos al Niu de l'Àliga, 12h17 minutos (casi las 15h30).

Hace 5ºC y con el cuerpo empapado desde el principio tenemos un frío de cojones.

Bebemos una Coca Cola y tomamos algunas gominolas en el refugio bien calentado, mientras desfrutamos de las buenas vistas... uff. Ojalá. 

Pero salimos enseguida, sabiendo que el pobre Toni nos está esperando! 

   

 

Niu de l'Àliga (2510m) - Rebost (1640m) ** 6km +55 -925

 Una bajada muy placentera, solamente truncada por una corta subida de 55m al Cap del Serrat Gran, pero todo lo demás podemos trotar a gusto.. Nuestras caras cambian al aumentar un poco la temperatura por estar 870 metros más cerca del nivel de mar.... y por fin encontramos a Toni.

Jordi había quedado con el pobre hombre a las 12:30 (jajaja) y llegamos poco antes de las 17h.

Nos dice que vamos muy mal de tiempo, y que lo mejor es dejarlo estar. Afirmo que sin duda es lo mejor que podemos hacer... pero Jordi huele ya la meta. Su record eran unos 55 kms y llevamos unos 50 en este momento. Pero ya han pasado 14 horas.

Aprovecho para comer un plato de pasta con 2 huevos duros mientras esperamos a Toni que va a colocar su coche en el mejor sitio para la vuelta.

Durante la espera cogemos frío, y claramente están bajando las temperaturas.


.

Rebost (1640m) - Pont Nazari (1000m) - Coll Escriu (1504) - St. Jordi (1565m) **12k +864 -939

Una alegría tener a Toni como guía y fuente de inspiración. Son las 17:22 cuando salimos del refugio (14:12 desde que comenzamos), y tengo todavía la ilusión de poder llegar antes de las 02:00. El Toni dice las 04:00 y el Jordi prefiere no decir nada... que no vaya a ser que nos lo pensamos.

Toni ha estado pendiente del tiempo y como buen pitonisa dice que a partir de ahora ya no lloverá más y que la noche será agradable. Por fin una buena noticia!!

Pero no llevamos ni 15 minutos y ya empieza a llover. Es una bajada buena, pero está todo tan mojado que tenemos que ir con mil ojos para no caernos. A veces es inevitable y vamos dando gritos de dolor. Además la semana anterior en Holanda me contusioné la costilla y cada mini-caída me causa una gran molestia. 

En 56' llegamos al Pont de Sant Nazari, y es el Toni que nos da conversación ahora que el Jordi y yo nos hemos quedado sin fuerzas. Como se nota que está mucho más fresco que nosotros, que sin darse cuenta a veces nos deja a gran distancia. 

Una interminable subida por una fea pista forestal (pero un boscque muy bonito) nos lleva hacia el Coll d'Escriu (1504m), y después nuevamente una bajada muy incómoda, recortando la pista y bajando 200 metros de desnivel, para luego tener que subir los mismos metros y 60 más para llegar exhausto al Refugio de Sant Jordi. 

Hemos tardado 3 horas y 6 minutos... llevamos 17h18, son las 20h30 y de repente se hace de noche!

La temperatura baja también en picado y tremolamos buscando el sello de CdV... sin éxito.


Sant Jordi (1565m) - Vents (900m) - C.Bauma (1577) - Gresolet (1275) **18k +667 -967

Nada más salir del refugio empieza a llover fuerte, y la tierra se vuelve más deslizante (si cabe). Nos caemos varias veces, a pesar de la intensa concentración y el gran cuidado. Hace un año pude trotar a buen ritmo, pero hoy es del todo imposible. Vamos bajando y llegamos a la zona dels Empedrats donde tenemos que cruzar el río numerosas veces. 10 veces, 20 veces?? 

Si siempre he tenido que mojar los pies hasta los tobillos, esta vez el río tan embravecido por la gran cantidad de agua parece en más de una ocasión imposible de cruzar.

Por suerte el Toni encuentra cada vez de nueva una manera de pasar de un lado a otro, mientras nos bañamos hasta las rodillos por las frías aguas para superarlo.

Rock & Roll en estado puro, y hasta podría haber sido divertido si no fuera por nuestros estados tan lamentables y las 19 horas de esfuerzo anterior y las 5 horas mínimo de sufrimiento venidero.

1h31 tardamos en hacer este tramo y por fin estamos en el refugio de Vents.

Aparte de la lluvia ahora también vuelven los relámpagos y no es nada agradable sentir los truenos a 3÷4 segundos de distancia. 

Una larga subida por la carretera y nos desviamos hacia la izquierda por un corriol estrecho que teóricamente nos tiene que recortar muchos kilómetros de camino... pero aun así se hace interminable el tramo hasta el Coll de la Bena (1439 m). 

Aquí tenía la impresión que seguiríamos por pista hasta el Coll de la Bauma (y de hecho, se podría haber hecho sin apenas algunos metros de más) pero la ruta era por complicados corriols. No me sonaba para nada y estaba convencido de que íbamos en la dirección equivocado, pero a veces vimos las señales de color naranja y así seguimos hacia el coll de la Bauma. 

Hace ya tiempo que Jordi va con retraso y su cara es de pocos amigos. Suele ser un chico de risa fácil, pero lo perdió hace ya algunos kilómetros.

Yo por otro lado empiezo a preocuparme de verdad. La temperatura empieza a bajar cada vez más, y no aguanto más el frío... y más sabiendo que aun nos quedaban al menos 2 horas y media de camino. Quedaban solamente 8 kilómetros pero la lluvia y el frío podían conmigo.

Decidí evitar los bajadas por los tramos de bosque y coger la pista forestal transitable para llegar a Gresolet, aunque esto sumara casi 2 kilómetros al recorrido. Necesitaba trotar un poco, y así lo hicimos, pero lamentablemente Jordi no era capaz de trotar ni un metro más. Hace ya casi 20 kms que había superado su marca personal y estaba en zona totalmente desconocida. 

Así que íbamos a hacer un poco el yo-yo para no quedarnos congelado. Toni había pasado menos tiempo calado, pero por otro lado él no llevaba mallas térmicas ni pantalones impermeables. 

Por suerte, justo antes de llegar a Gresolet dejó de llover y trotando un poco quitamos algo del malestar de cuerpo.

Es la una y media y hemos hecho ya 22h24, pero nos importa tan poco el tiempo final que ni siquiera miramos el reloj... solamente queremos llegar al coche. Hartos de todo, y de hecho pensaba que era imposible de bajar de las 24 horas.

Gresolet (1275m) - Estasen (1668m) ** 4k +486 -93

Toni nos guía a buen ritmo por los complicados y aéreos caminos, conmigo a cierta distancia y Jordi algó detrás... Hace tiempo que no decimos nada y tan solo pensamos en restar metro tras metro de los pocos kilómetros que quedan. Cada vez más inclinación, cada vez más penoso... pero tras una hora y 20 minutos llegamos por fin a la zona plana justo antes de llegar a la carretera.

Miro el reloj, y collons!! Quedan aun 15 minutos para bajar de las 24 horas.

JORDI!!!! Corre!! Aun podemos bajar de las 24 horas!!! No sé si me ha oído o no, al menos no escucho ningún ruido detrás de mi, así que lo repito una y otra vez. Si no le ha animado a él, al menos a mi sí.

Vamos caminando lo más rápido posible y cuando vemos el coche quedan 8 minutos.

Subimos a gran ritmo esta última subida y llegamos por fin al Refugio de Lluís Estasen.

Son las 3h06 de la madrugada. Hemos tardado 23 horas y 56 minutos y 41 segundos.

Lo hemos conseguido, con tan solo 3 minutos de margen!!! 

Unas abrazadas Covid-Free y directamente hacia abajo, de nuevo a los coches!

 

Quería quedarme con ellos a celebrar esta pequeña victoria, pero sabía que aun me quedaba la etapa más comprometida y quería salir cuanto antes mejor.

Me despido de ellos, me cambio entero de ropa y sobre las 03:45 inicio el camino de vuelta a Sant Feliu.

Veo que el tramo de Saldes a Guardiola está igual que el día anterior, con todas las piedras caídas todavía por la carretera y esta vez voy a 30 kms/hora para no comérmelas.

Tengo sueño, pero se puede aguantar... aun así, veo figuras y monstruos dibujados donde realmente hay árboles. En un principio era hasta divertido, pero cada vez eran más realistas y ya no podía ver a nada porque cada sombra se transformaba en una figura de dibujos animados.

Camino a Berga lo paso bastante mal y sé que tengo que parar... pero también sé que soy incapaz de dormir en el coche y aun irá aumentando el sueño. 

Una vez en Berga pillo la autopista, por suerte totalmente solo, pero cada vez que me despisto veo que estoy yendo a 70 kms por hora. Hasta 3 veces me doy cuenta que freno bruscamente porque veo camiones negros atravesados por la misma autopista... y alucinaciones varias. 

Decido llamar a mi mujer a las 04:45 para mantenerme despierto durante el resto del viaje y así llego con gran dificultad, estirándome del pelo, pegándome en la cara y hablando con mi santa Mònica hasta por fin llegar a Sant Feliu de Llobregat.

5 minutos para poder meter el coche en el parking, y ahora por fin sé que he acabado la marcha.

Una ducha y una sopa caliente, y tras 47 horas y media sin dormir, a las 06:30 por fin cierro los ojos...

 







   














miércoles, 8 de julio de 2020

NO, al aire libre NO (o apenas) te contagias del virus. Aerosoles...


Vamos de mal a peor... mañana ya nos obligarán a los catalanes a llevar mascarilla por la calle, incluso aunque estemos a 100 metros de distancia de cualquier otra persona.

Una medida del todo ABSURDA, como muchas que están tomando.
Como siempre, dan palos de ciego.

Llevamos ya 10 semanas saliendo a la calle en masa, y las primeras 8 semanas no hubo ningún rebrote. Más bien lo contrario. Las UCIs en Cataluña se han vaciado y actualmente ahí hay tan solo unas 45 personas ingresadas. Si es que ha habido rebrote, ha sido por algunas macro-fiestas y por supuesta por las lamentables condiciones de vida y de trabajo de los inmigrantes que nos ayudan en los mataderos y para recoger la fruta en los campos de Lleida (una vergüenza que siempre lo hemos permitido, y ahora que nos afecta, ponemos el grito en el cielo)... nos merecemos, por tanto, este castigo, y más....

Pero lo que apenas se comenta es que fuera NO HAY (apenas) posibilidades de contagio.
Y a un metro y medio de distancia es del todo imposible.

El casco fue realmente efectivo para bajar la mortalidad de las accidentes de moto hace 20 años, sin duda, pero... ¿Quien se pone el casco si no está encima de la moto?
Exacto... totalmente absurdo.

En un blog de Holanda he encontrado una explicación muy lógica sobre el contagio principal de este maldito virus, los aerosoles, y me he tomado la molestia de traducirlo al castellano (con la ayuda de Google) para divulgarlo aquí también.

El autor es Maurice de Hond, un científico holandés que lleva años haciendo estadísticas y encuestas sobre las elecciones políticas de Holanda... y con un porcentaje de acierto muy alto!!

Aquí su explicación:

Cómo te puedes infectar por aerosoles y cómo evitarlo.

Afortunadamente, en parte debido a la publicidad que rodea la carta de los 239 científicos a la OMS, cada vez más personas reconocen que los aerosoles son una fuente importante de infección. El 2 de abril escribí esto al respecto y el 18 de abril hablé sobre eso en la televisión. Los eventos “supercontagiadores” son la fuerza impulsora detrás de la pandemia y he demostrado aquí que la gran mayoría de las infecciones están relacionadas con esto.

El importante papel de los aerosoles.
Los estudios y la lógica demuestran que en los eventos supercontagiadores, simplemente no puede ser de otra manera que la causa de las infecciones ha sido por el aire. Esta base de datos incluye 500 de esos eventos en todo el mundo, en los que más de 100 personas se infectaron. No tiene sentido pensar que esas personas se infectaron por contacto directo con una persona infectada.
La investigación del Prof. dr. Streeck en Heinsberg también da fuertes indicaciones para esto.
El hecho de que el 10% de las personas infectadas represente el 80% de las infecciones, el 20% el 20% y el 70% el 0%, como han establecido Adam y Cowling, lleva a una serie de conclusiones importantes:
• Fuera de los eventos de superpropagación, el riesgo de infectarse no es muy alto. En encuestas de contactos en todo el mundo, los compañeros de hogar de personas infectadas parecen producir entre 10% y 35% de infecciones. Entonces, la gran mayoría de los compañeros de casa no están infectados por un paciente en el hogar.
• En eventos supercontagiadores, muchos pueden infectarse al mismo tiempo y luego la investigación en Heinsberg muestra que allí te enfermas mucho más que si pasara en tu hogar. (Allí tenían 1,6 veces más síntomas, y en el hogar, el 36% de las personas infectadas no tenían ningún síntoma contra el 16% en el Carnaval).

De hecho, hay tres posibles vías de infección y los números anteriores indican lo siguiente, como también muchos más estudios sobre Covid-19, así como estudios en animales realizados con influenza:
• La posibilidad de que te infectas al tocar superficies donde un paciente ha dejado el virus es realmente (muy) pequeña. En cualquier caso, mucho más pequeño de lo que piensan muchas personas en los Países Bajos [¡¡y seguro que aquí en España!!].
• La posibilidad de que te infectes porque una persona infectada tose o estornuda en tu cara dentro de 1.5 metros, es mucho menor de lo que muchos piensan.
[además, es altamente improbable que alguien lo hace… más ahora]
En primer lugar, esa (s) gota (s) realmente debe llegar a un lugar donde el virus pueda golpear a la otra persona (en particular la nariz de la otra persona). Y esa posibilidad realmente no es tan grande como lo muestra este estudio.
Ese virus debe poder multiplicarse en el cuerpo. Y se afirma en la literatura que realmente no es el caso de que si el virus ha terminado en la nariz, uno directamente se enferma. Por un lado, el cuerpo puede eliminar el virus hacia el esófago. Por otro lado, si hay muy pocas partículas de virus en esa gota, el cuerpo puede repeler el ataque del virus. Wells ya lo demostró en 1955.

Que esto es así está respaldado por las observaciones de que aparentemente el 70% de las personas no infectan a nadie más. Entonces, incluso si pasas días con un paciente en tu hogar, la gran mayoría de esos compañeros de cuarto no se infectará.
• La forma dominante de infectarse es a través del aire y cada vez hay más estudios que lo dicen, como este. Creo que puedo demostrar que esto es en el 95% o más de los casos, pero eso no hace mucha diferencia en el futuro. Incluso si crees que es solo la mitad, como el Prof. dr. Christian Drosten, asesor de Merkel, el resto de lo siguiente es igualmente importante.
(La OMS sostiene que la contaminación por aerosoles es muy rara, pero eso simplemente no se ajusta al fenómeno de que tantas personas se infectan al mismo tiempo durante los eventos supercontagiadores. Y ten en cuenta de que un evento supercontagiador ya está designado como tal cuando en un lugar casi al mismo tiempo más de 7 personas se infectan).

Y si aún crees que los aerosoles no son importantes, puedes dejar de leer aquí.

Contaminarse por aerosoles
Ya en 1955, Wells demostró que la inhalación de aerosoles de animales de laboratorio, para su sorpresa, provocó daños mucho más graves a los pulmones que si se produjesen por gotas más grandes. Su explicación es muy lógica. Si la enfermedad reside principalmente en el tracto respiratorio inferior (los pulmones), como es el caso de la Covid-19, y el virus que ingresa en el cuerpo, se deposita directamente en los pulmones, el mejor lugar para que el virus puede golpear. A menudo observas que las personas piensan que aunque entra en contacto con 1 sola partícula de virus, automáticamente se infectará para enfermarse gravemente. Afortunadamente, eso no es cierto. El cuerpo humano está construido para repeler todo tipo de "ataques" de virus y bacterias, y generalmente lo hace muy bien.
Pero a veces ese ataque es tan grande para el cuerpo que este no se puede defender. Esto tiene que ver tanto con la magnitud de ese ataque como con la condición del cuerpo de una persona para repeler ese ataque. Y eso también depende de la enfermedad.
Con la Covid-19, ahora sabemos que un gran número de personas ha acumulado anticuerpos sin notar síntomas de la enfermedad. Cuál es esta cifra exactamente todavía está en discusión…. (Mientras tanto, la OMS ha indicado que las personas sin síntomas aparentemente tampoco pueden infectar a otros).
La relación exacta entre infección y muerte aún no se conoce con exactitud. Pero después de las cifras del 3% del departamento de Salud de Holanda, ahora ven cifras que están (bien) por debajo del 0.5%. Y luego se trata principalmente de personas mayores de 70 años y generalmente también con otros patalogías. De las personas en los Países Bajos que murieron de esta enfermedad, menos del 10% son menores de 70 años (la mayoría de los cuales tenían otras patologías).
Es muy importante darse cuenta de eso, para que también comprenda mejor qué riesgos corres o no corres.
El concepto crucial en la contaminación por aerosoles es la "dosis viral"; El número de partículas de virus infecciosas necesarias para infectar a otra persona. Ese número no se conoce, pero para los propósitos de la explicación a continuación, vamos a vincularlo a un número: p.e., se necesitan 1,000 partículas de virus infecciosos en sus pulmones para infectar a la persona A y para que desarrolle síntomas de esa enfermedad. (Este puede ser un número mayor o menor para la persona B).
Dos componentes son importantes para alcanzar ese número de 1,000. Cuántas partículas de virus infecciosos hay en el aire de la habitación donde estás presente y cuánto tiempo pasas en esa habitación. Esto se afirma en el interesante artículo del Prof. dr. Bromage.

Entonces, si inhalas 10 partículas infecciosas por minuto, debes inhalar 100 minutos para alcanzar el límite de 1,000 partículas de virus. Si inhalas 20 por minuto, alcanzarás ese límite después de 50 minutos.
Ahora hay buenas noticias: si observas los eventos supercontagiadores, hay fuertes indicios de que debes estar presente e inhalar el virus durante bastante tiempo antes de enfermarte. Incluso en lugares donde se podría pensar que debe haber habido bastante virus en el aire, todavía parece que necesitas haber respirado media hora para recibir suficiente virus para enfermarte. (Pero como se dijo, eso también depende de la persona, porque las personas mayores habrán alcanzado ese límite antes que las personas más jóvenes). Y en lugares donde había poco virus en el aire, necesitarás (mucho) más de 1 hora para enfermarte.

Con estos datos de base, podemos indicar una política para garantizar que esta forma de infección se minimice, así como qué enfoque debe seguirse para asegurarse de que no se infecte de esta manera.

Prevención de este tipo de contaminación.
Por lo tanto, se trata de espacios interiores donde hay muchas personas presentes al mismo tiempo, que normalmente no se encuentran o apenas se encuentran. Esto no se aplica a ti mismo en casa, si no vienen personas extrañas.

• Asegúrate de que el aire en una habitación se refresque tanto como sea posible. De esta forma se expulsan las partículas del virus. Esto es posible a través de una buena ventilación (abrir las ventanas/puertas cruzadas entre sí y/o un sistema de ventilación que aspira mucho aire fresco).
• Agregue algo a un sistema de ventilación que elimine el virus del aire: filtros u otras ayudas. (Es por eso que propongo un PLAN DELTA para la Ventilación para asegurar suficiente aire fresco y asegurar que el virus se elimine del aire)
• Si lo anterior no es (del todo) posible, asegúrate de que los presentes en un espacio cerrado no expulsen muchos aerosoles al aire. Eso significa aplicar restricciones con respecto a cantar / gritar / hablar en voz alta y / o usar protección bucal (mascarilla).
• La investigación también muestra que si la humedad relativa en esa habitación está entre 40% y 60%, el virus flotará en el aire por un tiempo menor. Esto se puede ver en este sitio, entre otras cosas, donde los médicos recomiendan mantener esta humedad.

Es importante tener en cuenta que el peligro sólo puede surgir si hay alguien presente que es contagioso! Es decir, alguien que está infectado, tal vez asintomático, pero que aparentemente se siente lo suficientemente bien como para no quedarse en casa.

Por el momento, en los Países Bajos, afortunadamente, hay muy pocas de esas personas, por lo que el riesgo de estar en un área donde se puede inhalar virus infecciosos por un tiempo es muy pequeño en este momento.

(Ten en cuenta que los brotes principales se han producido principalmente en los mataderos, porque trabajan en lugares donde la temperatura se mantiene baja, por debajo de 10 grados, y hay poca ventilación. Esta combinación es la condición ideal para que los aerosoles permanezcan en el aire durante mucho tiempo. Los brotes en los países cálidos donde se utilizan mucho aire acondicionado, como los estados del sur de los EE. UU. y varios países del Oriente Medio, también están estrechamente relacionados con esto).

En otoño, el peligro en los Países Bajos será mucho mayor al surgir situaciones en las que el virus estará en el aire y será inhalado. Esto está relacionado con el enfriamiento y la baja humedad (en gramos de agua por kilo de aire). Y que las actividades humanas vuelven a hacerse en los interiores. Esa ha sido la situación con los principales brotes en los Países Bajos que ocurrieron en las 4 semanas posteriores al 25 de febrero. Ten en cuenta que, según la cantidad de ingresos hospitalarios a fines de marzo, se estima que la cantidad de nuevas infecciones fue de entre 25,000 y 50,000 por día alrededor del 10 de marzo.

Sigue intentando darte cuenta de cuán pequeños son los riesgos. Especialmente en los próximos meses. Arruinas tu propia vida si temes constantemente algo por lo que la posibilidad de que ocurra es muy pequeña. Porque incluso si está infectado, la posibilidad de que te enfermes gravemente o mueres es pequeña. En mi círculo de conocidos, tengo personas mayores que tienen tanto miedo de infectarse que creo que el miedo representa un mayor riesgo para su salud que el riesgo real de enfermarse o morir de Covid-19.

Al saber qué tan grandes / pequeños son sus riesgos y en qué lugares y cuándo sus riesgos son mayores y menores, puedes vivir mejor en un mundo donde Covid-19 estará con nosotros por un tiempo. (Especialmente si la OMS insiste en no tomar las medidas correctas para prevenir infecciones).
 

lunes, 29 de junio de 2020

Alta Montaña en el "puente" de Sant Joan



Por fin una cierta normalidad!!
Habíamos reservado y pagado 4 noches para la Semana Santa de este año en Ainet de Cardós, y 11 semanas más tarde pudimos por fin canjear la reserva... esta vez para Sant Joan!

Por fin la tan deseada ALTA montaña.
Nada más llegar a la Casa Rural y cenar unas Gambas con Cava, escuchamos fuegos artificiales y al asomarnos, los ancianos del pueblo (88 habitantes) nos instaron a comer Coca y beber Cava, Cerveza, Whisky... pensaba que necesitábamos un tiquet, pero estaba todo incluido!!

Me sentía como los turistas alemanes de Mallorca. Tan solo faltaban los aplausos...

El dia siguiente nos levantamos pronto para hacer una buena ruta circular de poco más de 9 horas y 23 kms. Los niños se quejaban, ya que tras tres meses de inacción les costaba arrancar, pero escuchándoles atentamente mientras me explicaban sus series de dibujos animados favoritas se animaban rápidamente... quizás debería escucharlos más a menuda..


Una ruta muy recomendable: Desde la Presa de Montalto (5 kms pasado Tavascán), por caminos no siempre cómodos, pero con unas vistas impresionantes, llegamos tras 4 horas y pico al Llac de Certascán. El lago natural más grande de los Pirineos. 
(Fue el único momento en todo el día que vimos personas humanas... un grupito de 4 en el Refugio de Certascán
  




Bajamos por el otro lado, en busca al Estany de Naorte. Para mi una de los lagos más bonitos que hay. Por un lado por el color de sus aguas, y por otro lado por la maravillosa vista al macizo de la Pica d'Estats desde el Oeste. Una lástima que el cielo tan benigno de la mañana se estaba llenando de nubes y ya no contrastaban tanto las montañas más altas de Catalunya contra el cielo.
Aun así, valía la pena!





y como era de esperar... las dos últimas horas las pasamos caminando bajo una tormenta de verano, con truenos y relámpagos... la tendencia de todas las tardes por estas zonas. No perdona ni un día en el Pallars Sobirà.

Intentamos cenar en algún restaurante, pero prácticamente todos los sitios estaban cerrados. La verdad que nuestro anfitrión tampoco quería abrir la Casa Rural hasta Julio, pero por suerte pude convencerlo.

***

Dos días después fuimos a la zona de la Pica d'Estats, e incluso aquí no vimos más de 5 grupitos/familias en todo el día. Incomprensible!!!
Había temido que la gente iba en estampida hacia las montañas, una vez quitadas las restricciones de movimiento... pero nada de nada.




También tenía la falsa esperanza de dejar a la familia en el Llac d'Estats y hacer un "Sube y Baja" rápido hacia la Pica, pero la cantidad de nieve era exagerada, incluso en el lado sur.
Se me habían olvidado los mini-crampones, pero aun así no pude evitar hacer la imprudencia de subir por la pendiente de nieve con un bastón de mi mujer. Las vistas lo valían, pero aun así no lo recomiendo a nadie...




Tras 10 horas y media y 25 kms recorridos, llegamos por fin al coche.

Una hora más tarde por la pista forestal de 11 kms con una rueda pinchada y llegamos al pueblo de Àreu, donde no nos dejan cenar por no llevar mascarillas....
De hecho, nada más abrir la puerta del restaurante (vacío) una jovencita grita a mi mujer que PARE!... que fora de aquí sense mascareta!  Luego preguntó cuántos éramos pero la Mònica me dijo que aquí no pensaba quedarse ni un minuto más, por mucha hambre que tuviera.

Dos pueblos más tarde por fin encontramos un bar al aire libre donde nos dieron unos bocadillos..

Entiendo que hay cierto miedo en estos valles, con las personas tan envejecidas, pero ver como incluso los pageses encima de los tractores llevaban mascarilla... es para mi totalmente contrario a la libertad que uno puede sentir en una zona de montaña tan alejado del ajetreo del mundo. 

Al irnos el sábado, un vecino de unos 75 años se nos acercó y al explicarle yo lo terrible que fue para nosotros de la "ciudad" el confinamiento con los helicópteros sobrevolando todos los días, me entristeció explicando cómo lo vivieron ellos.

Un pueblo con 88 habitantes y decenas de kilómetros de naturaleza, y aun así cada día pasaban los coches de polícia, primero a las 07:30 la Guardia Civil, luego los Mossos, las Guardas Forestales, el CNP....  para que no salieron de su casa!!! A duras penas se atrevían a hacer un pequeño paseo por caminos escondidos y así evitar una exagerada multa.
Con la extensión de tierra que tienen, ni queriendo pueden contagiarse (de hecho, en todo el Valle de Cardós no ha habido ningún caso de Covid). 

En resumidas cuentas, ni en el sitio más remoto del país te evitas la fuerza de la Dictadura.

Al menos, nosotros sí hemos respirado aire puro de la Alta Montaña!!







lunes, 25 de mayo de 2020

Volvemos a la montaña!! Cabres Salvatges



Para los que siempre hemos corrido solos por la montaña, imprudentemente, ahora hacerlo por Real Decreto nos ha respaldado todos los años de irresponsabilidad y por supuesto no nos ha causado ningún problema. Ans al contrari... Una gozada!

La batería del coche protestó un poco los primeros kilómetros, por haber estado 8 semanas prácticamente parado, pero nada podía pararme el viernes a las 16:00, después de trabajar toda la mañana. 
Tenía mucha ilusión de hacer mis primeros pasos por la montaña, pero lo que no me podía imaginar era estar totalmente solo en la montaña. Tenía literalmente a toda Montserrat para mi solo... una sensación tan surrealista como mágica.

  
Nunca en mi vida había visto la plaza de Montserrat sin personas, y bien valía una foto para el recuerdo... ¿había habido una abducción de todo el mundo y me habían dejado solo en el mundo?
Costaba acostumbrarse, pero el nivel de libertad era enorme!

Fue justamente haciendo esta ruta -la cursa de l'Alba- el día 8 de Marzo (una semana antes del confinamiento), cuando al llegar a la plaza me llamaba un amigo del trabajo para comunicarme que su suegra tenía el Coronavirus, el primer caso en Sant Feliu.... la semana pasada ella salió en "Els matins de TV3" porque fue la primera persona en la UCI de toda Barcelona!

El disfrute fue enorme, viendo el verdor de toda la ladera de la montaña.


Aquel 8 de Marzo había tardado 3h05 en hacer la ruta (ojo, la cursa real son casi 3 kms más largos, por los kilómetros en llano al inicio y al final de la cursa para separar un poco a la gente antes de meterse en los caminos estrechos de Montserrat!) pero esta vez ni tenía piernas para reproducir dicha hazaña, ni ganas de perderme el máximo disfrute aquí solo... seguramente algo que no se iba a repetir nunca más. Un selfie en Sant Jeroni, y tras recuperar el aliento durante 5 minutos, volver a bajar.
Las restricciones de la Covid-19 habían parado las fuentes de Montserrat y los 3 frascos de medio litro de agua eran claramente insuficientes.... Así que no quedaba más remedio que volver de prisa.



Bajando a trote lento de repente me oigo un ruido que no había escuchado nunca antes. Entre un silbido y Shhht. Y veo como 4 cabras salvajes están literalmente a 8 metros en mi camino.
Se alejan un poco pero ven por mi patoso andar que no puedo ser ningún peligro para su especie.
Me miran desafiante desde la distancia de seguridad, pero en el momento que consigo coger el móvil, ya se han aburrido de mi y me dejan tirado...
 



Poco después, en la bajada por el camí de les bateries, hay otra pareja de cabras muy jóvenes, despistados, a unos 6 metros, y salen a todo gas dando la vuelta por una roca, y cuando yo también paso dicha roca alta y lisa.... me doy cuenta que me están mirando desde allí arriba... 8 metros de altitud en unos pocos segundos!! Somos, desde luego, una especie rara, cronometrando nuestros lentos movimientos cuando cualquier animal nos da una lección de humildad... o mejor dicho, dejándonos en ridículo.

Tras 3h45 llegué por fin a mi coche en Collbató.
40 minutos más que hace 2 meses y medio, pero ya vendrá la forma.

Tras un sábado de descanso obligatorio, he pensado volver a disfrutar de nuevo hoy domingo.
Sin madrugar ni agobiarme, despertándome sin prisa a las 11:15 para salir a las 13:00... garantizando así nuevamente una salida solitaria.
La primera hora con una calor inaguantable, pero por suerte esta vez el tiempo cambió y al final llegué a Sant Jeroni en medio de una niebla espesa.

Mañana por fin un buen merecido masaje.... lo necesito como el agua!!