domingo, 5 de mayo de 2019

Cursa Portal de les Gavarres - Sant Martí Vell 28.04.2019


El día 28 de Abril tenía previsto hacer la marató d'Alpens (la larga de la cursa 3 Comarques), pero debido a la celebración del Santo de mi Suegra (Montserrat) y un cumple, no iba a ser capaz de empezar a las 07:00 en Alpens (dos horas en coche).

No obstante, estando en Calella de Palafrugell, vi en Runedia que había una cursa a tan solo 35' de coche, la Cursa Portal de les Gavarres de Sant Martí Vell. 

Una cursa humilde, y sobre papel parecía una cursa fácil, con sus 21 km y 900m D+ y lo que yo pensaba que iba a ser un paseo por pistas forestales.

Muy equivocado estaba!!

Hacía 6ºC cuando llegaba al párking de Sant Martí Vell, pero decidí ir en tirantes porque el sol ya empezaba a dar su entrada. 
Pero la verdad que hacía el ridículo... nada de pistas forestales, y ninguno más con camiseta de tirantes....

Una primera vuelta de 500 metros por asfalto y nos adentramos de nuevo en el pueblo


y antes del primer km ya subimos por el primer Tallafoc. 
Creo que había  dejado unos 60 corredores delante mío en la salida -éramos 200 corredores- pero en este primer km me pasaban una quincena más... uff! No será mi día!

De todas formas, poco a poco me iba aclimatando a una cursa tan rápida (a las Últras te lo tomas con mucho más calma los primeros kms y además hacía ya muchos años que no había hecho una cursa de montaña tan corta) y poco después ya estaba en mi sitio y empezaba a disfrutar de la cursa.

Ganaba algunas posiciones en las subidas y los pocos centenares de metros llanos, y perdía las posiciones que tanto me había costaba ganar en las bajadas donde me pasaban como cohetes.
Con la camiseta Correcat de tirantes no solamente hacía pinta de asfaltero, también se notaba que no podía defenderme ni mínimamente en los terrenos más técnicos... ya tenemos una edad también, y algunas caídas muy feas muy recientes...


Después de 7 kms (45') llegamos por fin al primer avituallamiento, que se hacía esperar pues hacía mucha humedad y sudaba como un pollo. Aprovecho para ganar 4÷5 posiciones con un Pit-Stop rápido y salgo delante del grupito que había seguido en la primera parte. Me encuentro bien, pero no hay ningún tramo cómodo... subidas que hacen mucho daño a los cuadríceps, y bajadas que dan miedo de verdad. Los pocos tramos de pista (si se puede llamar así) son muy empinados y llenos de piedras por lo que no son nada cómodos. Y así vamos haciendo hasta llegar al km 11 donde nos encontramos con una bajada por un tallafoc que da mucho respeto. Parece que solamente a mi, porque en estos pocos metros me adelantan hasta 4 corredores que aparentemente no se han caído nunca. Yo prefiero mantener el físico y bajar con mucha tranquilidad.


Por suerte, después viene una larga y empinada subida de unos 150 metros de desnivel hasta el segundo avituallamiento. Ya había hecho más de 13 kms en casi una hora y media. Un avituallamiento extra no me habría sobrado seguro.
Un vaso de Coca-Cola, Isostar, un plátano y volver a correr.
Ahora por el único tramo de quizás 600 metros de pista cómoda y llana donde el ritmo llega cerca de los 4'/km y puedo adelantar a dos chicos.

De repente un ruido que viene de lejos y que parece ser de miles de mujeres gritando y riéndose. No obstante, cuando llego a su nivel resultan ser tan sólo 20 chicas que se estaban preparando para otra cursa solidaria y que había salido una hora antes. Veo 10 chicas avergonzadas, en cuclillas en la misma pista, y las otras 10 con un griterío que vale para 1000.

Los 10 culos me despistan un poco, pero no por mucho tiempo, pues 50 metros después nos giramos a la izquierda y toca el tramo más épico de la cursa. Una nueva subida por un Tallafoc, esta vez con casi 40% y larguísima. Y una vez arriba, cuando ya pensabas que habías llegado arriba de todo, otra bajada y subida por otro Tallafoc en forma de "V"... uff. Durísimo.

Pero esta vez sí se habían acabado las subidas. Estamos en el km 15 y quedan 3 kms de bajada, pero por corriols muy estrechos por en medio del bosque por lo que tenemos que hacer un eslálom para esquivar los arboles. Es allí donde me pasa una chica con una velocidad enorme. Qué gusto poder correr a saco sin miedo de tropezar y humillar al prójimo. Era la segunda chica (no lo sabía) y decidí no dejarla a mucha distancia. En el km 18 hay una última subida de 40m D+ y llego nuevamente detrás de la chica y a falta de 1 km no puedo evitar hacer un último hachazo y correr como si el demonio me persiguiera.

Pasamos por un patatal y algunos caminos incómodos y finalmente a la meta.
Muy cansado y muy satisfecho con el esfuerzo durante 2 horas y 16 minutos.
No tenía ni idea de la posición (finalmente posición 45) porque el cronometraje era manual (ni Xip-groc ni hostias) y hasta dos días después no sabíamos cómo habíamos acabado.

Lo que sí podía afirmar era que la Cerveza en meta entraba como el agua y la Butifarra era exquisita! Delicatessen!!
Nos obsequian un polar sin mangas bastante bonito y durante media hora disfruto del sol viendo como llegan los demás.

Una cursa muy bien organizada, muy bien señalizada y con un ambiente muy festivo... pero dura de collons!!

Recomendable 100% 



lunes, 8 de abril de 2019

Ultra Montseny 78K - +4438m D+






Ayer participé en la Ultra Montseny, una cursa de 78 kms que sale de Sant Pere de Vilamajor para cruzar todo el macizo hasta Viladrau via el Turó de l'Home, para volver subiendo Matagalls  y el Suï.
Nada menos que 4438 metros positivos!!

Pero hay cosas que no cambian nunca, y a punto estaba de perderme la Ultra por mi mala cabeza.
Un cúmulo de 3 fatalidades que finalmente no tuvieron consecuencias... por poco.

1. Sabía que el jueves tenía una comida o comida-cena fuerte con mi jefe y el ex director Export de la empresa y sabía que tenía que ir con mucho cuidado. La comida más que excelente en La Barceloneta, tanto que poco a poco perdí la cautela y para acortar mis miserias solamente diré que me acosté a las 03:00 con nulas ganas ni posibilidades de correr 26 horas más tarde. 

2. Después de trabajar el viernes decidí ir a Sant Pere de Vilamajor a recoger el dorsal, pero tras 1 hora en coche aun estaba en Molins a 4 kms de casa... unos accidentes habían dejado el tráfico parado, pero por suerte decidí aguantar 45 minutos más a recoger el dorsal...
De esta forma podría levantarme a las 04:20 en vez de 03:50 el sábado por la mañana.

3. Como siempre antes de las cursas, aprovecho un viejo móvil (un móvil NO 'Smart' para un chico aun menos 'Smart') para despertarme y introduzco 04:20 y me voy a dormir, dejando mi Forerunner cargando en el despacho para que estuviera a tope para el día siguiente.
Me levanto, sorprendentemente fresco, me ducho, me visto y cojo mi reloj del despacho....
MIERDA!!! Son las 05:50. MIERDA!!! Resulta que no había cambiado la hora!!!
No voy ni al lavabo y salgo corriendo por las escaleras al parking para salir a toda hostia.
Soy prudente conduciendo, pero no tenía más remedio que ir como un Fittipaldi a Sant Pere, donde dejo el coche en el primer sitio que veo y voy corriendo a la zona de salida...
Totalmente desolada (of course). Veo el reloj de la cursa... 26'.
Entro corriendo, y les digo que me he dormido y si puedo salir.
La chica de la organización me dice tajantemente: ¡NO!
Digo que voy corriendo, que ya les pillaré, pero ella me afirma que los corredores escombra sacan las cintas y que no será posible.
Por suerte había un hombre al lado que dice que hasta el km 10 no sacarán las cintas y "afanya't!".

Salgo a toda hostia (con 26:56 de retraso), por la oscuridad del bosque de Sant Pere de camino a la Serra Llarga.
Uff... por los pelos.


Y allí no acaba mi (nuestra) suerte, porque si hacía 3 días habían pronosticado 42 mm de lluvia (una barbaridad) y 36 cm de nieve (una auténtica locura) en el Turó de l'Home, hoy parece que el tiempo nos va a respetar.

Voy corriendo como pueda, pero es una subida larga de 900 metros de desnivel y no avanzo tan rápido como pensaba. Tras 6 kms llego al primer avituallamiento, y me dicen que los corredores escoba han pasado 10÷12 minutos antes. Joder... tengo que meter más caña!! Aun me lo voy a perder. Troto como pueda por las molestas pendientes pero no hay señal de los otros corredores. 
Pero de repente me pasa un coche con los chicos del primer avituallamiento que suben al collado del km 10... seguramente para avisar que no saquen las cintas todavía.
Y pura casualidad, es justo 30 metros antes de llegar al Coll de St. Elies que llego al último corredor!

Salvado!!! Ya solo me quedan los 68 kms, dentro de cursa, y sabiendo que voy a acabar.

Vaya manera de complicarme la vida.


Ahora que no soy el último, me atrevo a sacar el móvil y avisar a mi mujer que estoy en cursa, y a sacar la primera foto del precioso paisaje del Montseny.

Tras 11,4 kms (1200m de altitud), y bastante antes de la cima, hay un desvío a la derecha, y veo como un grupo de 10÷12 corredores vuelven cabreados porque se han equivocado más de un km!!
Desde luego no fue por culpa de la señalización, que era impecable, y no me equivoqué ni una vez.

Bajo 7 kms, con 4÷5 kms muy cómodos (ritmo 4:55-5:05) y sigo pasando de vez en cuando algún otro corredor hasta el control del Montseny donde rellenamos los bidones con agua y Acuarius.

Aquí empieza la cursa de verdad, los siguientes 8 kms subimos casi 1300 metros hasta el Turó de l'Home. La subida es dura, pero aun las piernas son frescas y se lleva bien. El tiempo es agradable hasta unos 1200 metros de desnivel, donde entramos de lleno en la niebla y la temperatura baja en picado. Por suerte no hace nada de viento (pensaba) pero a los 1500 metros un chico nos "recomienda" (una recomendación del tipo Marchena) que pongamos echando hostias la chaqueta impermeable que allí arriba no hay quien aguanta. Parece un poco exagerado... hasta llegar arriba. Brutal!!

Solamente un buen samaritano llamado Ives se quedó allí arriba y como el mismo Yeti nos guiaba por donde teníamos que seguir. Qué valor, qué valor! 
Encima me choca la mano y dice que se alegra de que haya podido recuperar la media hora de retraso!! Un crack!

 

A pesar de los guantes no siento las manos, y es terrible el paso entre Turó de l'Home y les Agudes. 
Con temperaturas bajo cero y un viento muy fuerte era un suicidio estar mucho tiempo allí arriba. Lo importante de llevar siempre ropa de más en la montaña... aunque hacía minutos parecía un día benévolo.

Tras llegar a les Agudes giramos hacia abajo por el típico camino vertiginoso (pero no peligroso) hacia St. Marçal. 


 Aquí cojo mi batería USB para llenar nuevamente a tope el reloj GPS y subimos camino a Matagalls. Es extraño, porque sabía que no subiríamos a Matagalls hasta después de pasar por Viladrau, pero seguimos subiendo por el mismo camino hasta 1550 metros de altura, donde está la planada de Pau Casals. Allí por fin nos desvían por un bosque precioso y perdemos mucha altura en muy poco tiempo. Pero qué agradable el camino negro entre la nieve. Después un largo y cómodo paseo hasta Viladrau donde por fin nos daban un buen plato de comida sólida.
Rellenamos bidones, brou, pasta, y un entrepà con butifarra que prefiero llevar por el camino.


 He llegado tras 6h57 minutos, justo el km 42,6, así que me imagino que aun es posible llegar en menos de 13 horas. Quedan algo menos de 36 kms y debe de ser posible.

Pero ahora viene para mi lo peor de la cursa... la terrible subida al Matagalls.
Salimos de los 700 metros de Viladrau y quedan casi 1000 metros de desnivel positivo y ya llevamos casi 3000.
Es un poco extraño también, porque después de bastantes kms subiendo, llegas a aprox. 1100m y hay una señal (todo recto) para llegar directamente a Collformic. Pero a nosotros nos hacen girar a la izquierda para subir al Matagalls (casi, casi) y después bajar a Collformic. No sería tan ilógico si no fuera porque arriba no había ni control ni nadie que podía corroborar si habíamos subido o no.
Pero bueno, para eso tenemos Strava....

Lo dicho, una pájara tremenda subiendo al Matagalls pero por suerte no perdí más de 2 posiciones que luego recuperé enseguida en la bajada a Collformic.


 Después una zona muy corredora, al menos 5 kms sub 6', (que parece fácil, pero tras 60 kms no lo es tanto), y después de cruzar el río por este bosque tan bonito (cerca de St. Cristòfol), de repente subimos por el otro lado y nos encontramos en una subida terrible. Me doy cuenta aquí que todo intento de acabar sub 13h será infructuoso y decido subir como pueda... incapaz de seguir a los 4 que me adelantan como si nada. Por suerte son tan solo 400 metros de desnivel positivo y cuando llego al avituallamiento del Pla del Cafè sé que ahora sí ha pasado lo peor.

Más plátanos y naranjas y frutos secos y el último repecho de tan solo 100 metros hasta la cima del Suï, desde donde empieza una bajada empinadísima hacia St. Pere.


  Por suerte, es un camino muy estrecha con plantas blancas (ni flowers) a ambos lados para cogerse continuamente, lo que hace que no sea nada peligrosa la bajada. Unos centenares de metros más abajo, el camino se hace más cómodo por pistas forestales y a falta de 6,9 kms tenemos el último avituallamiento. El reloj me dice 12:07:37, así que tengo 52 minutos para estos 7 kms.
Será muy complicado, pero no imposible, y así me entretengo hasta el final, donde a los demás les daba igual acabar en 13h25 o 13h30, yo iba con mente asfaltera para poder ver un 12:XX, y tuve que correr muchísimo los últimos kms para llegar justo tras 12h59:07

En meta el fotógrafo me saca la foto de rigor, luego me dice que no está nada mal, habiendo salido con media hora de retraso y me hace varias fotos más. 

Un plato de macarrones y pan con butifarra hacen un buen final de este día tan memorable.

Busco a Piernas, porque me imagino que tampoco me habrá sacado tanto tiempo, pero no lo veo en el pabellón donde todos comemos nuestra cena y explicamos nuestras batallas. 
Debe de haber pulverizado mi marca, cachis!

Tenía la idea de haber adelantado unos 40÷50 participantes, pero al final he acabado en la posición 90 de 190. Con mi tiempo real habría acado en la posición 63, justo un tercio de los finishers. Más que satisfecho por tanto, también teniendo en cuenta que solamente 3 corredores bajaron de las 10 horas.


Próxima parada: Bastions 76K.
  



miércoles, 20 de marzo de 2019

Cheerleader Marathon BCN + Marxa del Setge de Cardona


Después de mi semana 7D-100K, la siguiente me la tomé con mucho más calma.
Se habían acabado también las pastillas de Corticoides..y (aunque lo más seguro es que aquí el efecto placebo era el componente más efectivo) volví a ser el mismo flojillo de siempre.

Un entreno el martes y jueves, y una calçotada en las Caves Blancher con el cuñado hacían peligrar el entreno del domingo.

Por suerte, el amigo Ferran me había dado una tarea que me obligaba a estar en medio del meollo el domingo 10 de la maratón de Barcelona. Tocaba hacerle el avituallamiento en 3 puntos de la carrera (km 15/28/36) y así me levanté a las 7 para poder ver la salida de otra gran maratón de BCN.
Fue ver primero un grupo de 20 keniatas y después los miles de campiones con el objetivo ambicioso de acabar la maratón en el mejor tiempo posible... a pesar de la temperatura exageradamente alta ya a primeras horas de la mañana. 

Mitad corriendo y mitad en metro llego con tiempo de sobra al km 15 y en el momento justo veo pasar a Ferran con un estilo inmejorable tras una liebre que no tiene pinta de ser tan rápido, pero sus 2h22 garantizan el buen desarrollo de los primeros 30 kms. 


Confío plenamente en un gran resultado, y después de verlo pasar también en el km 22 voy corriendo al km 27 para entregarle la segunda botella. Lamentablemente, allí en el km 27 me comenta que va mal de estómago y pocos kms después tiene que parar porque el cuerpo no le deja continuar.


Mientras tanto ya había ido corriendo al km 34 y al ver que no venía me tocaba hacer de Cheerleader de los Correcats, y viendo que el grupo 2h55 ya estaba en buenas manos, decidí hacer de liebre los últimos 8 kms a Jorfer. Su idea era bajar de las 3h07, pero el calor del día le había hecho perder 5 minutos. Aun así, fue un placer poder disfrutar del ambiente del km 34 al km 42 en medio de la gran muchedumbre en la ciudad condal.


Al final me salieron 19 kms, pero no del todo satisfecho decidí coger el metro a Mundet para volver a Sant Feliu por Collserola, haciendo la primera mitad (larga) de la maratón de Collserola.
Finalmente fueron 30 kms por la montaña, 3h43, dejando el total en 49 kms. Nada mal!!


El martes 12 me vino un cliente de Francia, y aunque no bebimos demasiado, el día siguiente tenía un catarro que era demasiado... así llegaba al domingo sin haber hecho ni un solo km esa semana.

No obstante, el domingo 17.03.2019 estaba lo suficientemente recuperado como para participar en:

La 6a Marxa del Setge de Cardona!!

Despertador a las 05:00, una ducha tranquila, y de 05:28-06:30 en coche a Cardona.
Viendo la previsión había venido con una camiseta de manga corta, pero sorpendentemente hacía tan solo 2ºC... uff..


Por suerte, media hora más tarde ya no hacía tanto frío (salimos a las 7 en punto) y a las 8 de la mañana ya había hecho los primeros 9 kms y se me empezaban a descongelar los dedos de las manos.


Era una marcha de 52 kms con aprox. 2300m de desnivell positivo, pero no habían largas subidas, sino era una continua sucesión de subidas y bajadas.
El punto más bajo era de 330m y el pico más alto de 690 metros de altitud. A primera vista nada especial, pero la primera cursa del año siempre es un desafío para un cuerpo apenas entrenado en la montaña.
De todas maneras, un momento perfecto para estrenar mis nuevas bambas Trail La Sportiva Akasha.
Me han ido de fábula durante toda la cursa!! 100% recomendable.

Si hace 15 años las marxes de la FEEC eran precisamente esto... marchas (con el único objetivo de acabar, sin permitir siquiera que hicieron listados de resultados por orden de llegada) ahora todo ha cambiado y éramos al menos un 25-30% de los 500 participantes que salimos corriendo.
Hace no mucho nos miraban con mala cara a los Runners, pero ahora se puede aprovechar perfectamente las marxes para hacer tu cursa particular.


La parte más divertida y más dura era justo después de pasar por el primer avituallamiento. Una subida por un cortafuegos, tremendamente vertical (aunque no se ve  tan claro en esta foto) y con el sonido de los cañones ya audible desde el valle. Una vez arriba sabíamos de dónde venía el ruido...


 

Iba toda la cursa entre la posición 25 y 30, y gracias a perderme durante 500m (3÷4 minutos) me quedaba siempre cerca de algún otro corredor.
Todo iba sobre ruedas hasta que en el km 34 me torcí el tobillo con mucha fuerza en una bajada muy empinada, y aunque no me caí (el temor principal con el codo todavía dolorido), el dolor fue muy grande como también mi grito que hizo que un chico que me adelantó se ofreció a acompañarme hasta el siguiente control. Le dije que ni pensarlo, que hiciera su cursa, que ya me recuperaría...
y así fue! En caliente, un par de minutos más tarde ya pude caminar y un cuarto de hora más tarde ya estaba trotando. Al hacer un tipo de círculo alrededor de Cardona, podíamos ver el castillo desde todos los ángulos.

 

Tras 6 horas y 10 minutos llegaba al último control y me quedaban tan solo 7,3 kms, por lo que teóricamente aún podía bajar de las 7 horas. Es de hecho el único objetivo que tenía. Sabía que tenía que acelerar un poco el ritmo, pero tras un km más acelerado, de repente me entraron rampas en ambas piernas. Cachis! Arrastrándome a ritmo lentísimo me pasan dos chicos y no pudo hacer nada... no pudo ni caminar.

Pero de repente me entró la imagen de Rafa Nadal, gritando "RECUPERATION".. y me di cuenta que tenía un sobre de reserva en mi mochila. Eché los polvos blancos en mi bidón de agua, y poco a poco se me iban las rampas. No desaparecían por arte de magia, pero 3 minutos más tarde ya pudo caminar rápido, y 10 minutos más tarde ya estaba corriendo de nuevo. Uff!!

Miré el crono y me quedaban 14,5 minutos para los últimos 3 kms. Y aunque eran favorables, era por caminos de montaña incómodos, y sabía del todo seguro que no llegaría antes de las 7 horas.

Pero ya no quise parar y seguí corriendo para llegar a la meta de Cardona tras 7 horas y 1 minuto!.

Un trámite totalmente necesario para poder hacer la Ultra de Montseny el día 6 de Abril...
Será bastante más duro, con 78 kms y +4438 metros de D+.
Poco a poco...








domingo, 3 de marzo de 2019

De 0 a 100 en 7 días




Hay cosas difíciles de entender, y de hecho, ni lo intento, sino disfruto del momento.

Tras una semana muy dolorida, con dificultad de conciliar el sueño debido a la imposibilidad de dormir a mi manera sin chafar el codo, llegó por fin el lunes 25.
Tras 9 días de descanso total me quitaban los puntos y no veas el alivio al quitármelos.

Decidí no esperar al martes (mi día habitual) para correr, y aprovechar el sol del mediodía para coger un poco de color. Mi ruta de 12,63 km, sin mirar el reloj, con mil ojos para no caerme y finalmente salió un ritmo medio de 4'47". Más que razonable.

El martes habían quedado algunos amigos para correr 15k en Castelldefels, a ritmo lento, y decidí acompañarlos, acabando los 15,4 kms en progresión de 5'15 - > 4'45". Muy tranquilo y relajado.

Al ir acompañado, me quedé con ganas de más... y decidí correr el miércoles a mediodía también.

Son contadas las veces que corro dos días seguidos, pero nunca 3 días seguidos.
Pero las piernas frescas de los 9 días de descanso permitían la posibilidad:
12,63 km a 4'40". Nada del otro mundo, y sin mirar el reloj, pero bastante entero.

El jueves, tras 5k de calentamiento tocaban series largas: 4000m + 5000m, y si bien el ritmo no era muy alto -16:28 (4'07") y 20:29 (4'06")-  al menos mucho mejor que hace 2 semanas. Muchísimo!.

Y fue en ese momento que me di cuenta que podía conseguir un mini-reto que jamás me había visto capaz de hacer.... CORRER LOS 7 DÍAS, y hacer 100 KMS en 1 SEMANA!!!

El viernes otra vez mi ruta por el río de 12,63 kms (4'42"), y el sábado tocaba volver a hacer la ruta que había dejado a medias hace 2 semanas.

Con algo de miedo, y muchísima precaución, hice los 22 kms por Collserola a un ritmo muchísimo mejor que el fatídico 16 de febrero. Sin ningún rasguño pude acabar el entreno, y de paso me quité el trauma de encima.

Strava me confirmó que quedaban tan solo 8,7 kms para conseguir el reto, así que esta mañana tocaba un entreno corto (ida 4'56" contra el viento, y vuelta a 4'31") y así acabar algo increíble para mí.

Si nunca había podido hacer 3 entrenos en 3 días seguidos... ¿Cómo es que esta vez he podido hacer 7 días seguidos? Y de hecho, sin llevar los calcetines compresivos, y aparentemente sin molestias en los gemelos ni en ninguna otra parte del cuerpo?!?

La única diferencia entre esta semana y todas las anteriores es que estoy tomando unas pastillas de Prednisona, un corticosteroide con el cual no pasaría por el control de dopaje (por la bursitis del codo), y si fuera la única diferencia... una sustancia dopante bastante efectiva!!

Bueno, la próxima semana lo tomaré con más calma, pues he desatendido bastante a la familia, pero al menos sé que incluso mi cuerpo débil puede entrenar más de lo que está haciendo.

Veremos como va sin el doping...





domingo, 17 de febrero de 2019

Pastanaga, Poco sano, Poca Sanidad - FAQS


El año 2019 no me está siendo muy benévolo hasta hoy, pero no vale escribir tan solo en las épocas buenas...
Llevo ya muchas semanas en muy baja forma, y tras una mitja de Sitges para olvidar, y una maratón de Tarragona con una marca muy discreta (gran eufemismo) los entrenos a pistas demuestran que mi estado es aun mucho peor... 
El jueves 7, tras 10 días de descanso total, no pude ni hacer las series a 4'20"... nada de fuerza en las piernas. Y lo peor, sin estar enfermo ni sentirme especialmente malo. 
Quise pedir hora a mi médico de cabecera de la Seguridad Social, y no había hora. Por teléfono me dieron hora para el miércoles de la semana siguiente... pero tras esperar una hora en balde en el CAP, el médico me confirmó que tenía hora para el 13 de MARZO... Visca la Sanidad Pública!

(fue tal mi cara de indignación que por la noche el médico me dejó un volante para hacer el análisis el martes que viene).

La única cosa a destacar fue el "sopar Correcat" el viernes día 1 de Febrero, donde un centenar de amigos escogieron mi crónica de la cursa de Bisaura como mejor crónica
Una sorpresa total, más que nada porque no creo que más de 10 personas realmente hubieran leído nuestras crónicas. Pero queda bonito en el estante de mi despacho.  



Ayer sábado, y sabiendo que quedaban tan solo 4 semanas para la primera "cursa/marxa" de montaña de la temporada (la Marxa del Setge de Cardona - 17.03.19), decidí hacer un primer entreno por Collserola.

Un tiempo fantástico para unas piernas de pena, así que pasé los 20 kilómetros con más tiempo caminando que corriendo, pero aun así, a pesar del ritmo ridículo, no pude evitar otro destrozo a mi cuerpo ya bastante magullado después de la caída en Carros de Foc (sept 2018).

Tropezándome en una ligera subida(!), cogi velocidad tan sólo para intentar enderezarme (sin éxito) hasta que no pude más que poner el antebrazo para frenar la caída para protegerme la cara.
Resultado: Una cantidad exagerada de sangre, un boquete grande y extraño en el codo derecho, y un mareo que me hizo reaccionar a tiempo... Sin móvil (no aprenderé nunca) tenía que salir del corriol enseguida para llegar a la pista forestal, y así como un Dead Man Walking un alma buena me vio y en vez de empezar los preparativos de la BBQ, primero me llevó a gran ritmo con su coche al CAP de Sant Feliu. (Mareado por el dolor sí pude escuchar el ruedo de las decenas de botellas del maletero). 

Viendo que era muy aparatosa la herida, finalmente me cosieron en el Broggi.



Salí sobre las 16h, y 4 horas después me encontraba nuevamente en la misma zona... en las instalaciones de TV3 para ser parte del público de FAQS, Preguntes Freqüents.

La anestesia hacia su labor, y pude aguantar hasta las 02:00 sin sufrir demasiado.
Hoy el dolor es muy superior... y seguro que me deja otra semanita sin entrenar!!

En breve vendrán mejores tiempos.. al menos para mi.






martes, 29 de enero de 2019

To UP or not to UP --> Sí!!!!! UP


Pues sí, a pesar de mis cálculos... me han escogido!!
No sé, por tanto, si he tenido suerte, o si la premisa era errónea, pero el resultado es que tengo que empezar a entrenar ya!!


Pues ya se han acabado las inscripciones de la Ultra Pirineu 2019.

El año pasado fueron 110 kms, pero muchos se quejaron de los pesados e innecesarios kilómetros de relleno camino a Bellver y volver.
Parece que este año lo han resuelto y han recortado dichos 16 kms "basura" para reducir la distancia hasta los 94 kms... que sigue siendo una barbaridad, y más por supuesto los más de 6200 metros positivos.

Me inscribí hace dos semanas, para participar, pero también para aumentar mis probabilidades para el año que viene, al tener el plus del reincidente.

Finalmente hay 40 x 38 + 17 = 1537 inscripciones, y 1000 plazas.
Una primera impresión podría dar erróneamente un 1000/1537 = 65% de probabilidad, pero resulta que el sistema no es lineal.

Cada preinscrito en esta edición tendrá por defecto un “punto o boleto” para participar en el sorteo de las 1000 plazas abiertas en la edición vigente. • Todos los candidatos se hayan preinscrito en las 5 últimas ediciones dispondrán de un “punto o boleto” adicionales por edición, que sumados a la participación por la vigente preinscripción pueden dar un máximo total de 4 “puntos o boletos” por participante.

Al tener tan solo un boleto, y si la media tiene p.e. 2,3 boletos (me lo invento), deduzco que mis posibilidades reales son de tan solo 1000/(1537x2,3) = 28%.
Es decir, aunque todavía no jugaría la ruleta rusa con estas proporciones, hay buenas posibilidades de poder volver al Bisaura este año 2019!!

No obstante, me servirá para sí tener un 50% de probabilidad para el año que viene!!!

Quizás don Piernas me podría decir cómo funciona realmente el sorteo (quizás todo lo anterior no tiene ningún sentido, más que el matemático), y si tengo que ponerme más o menos nervioso....

El día 31 sabremos más!!!



lunes, 28 de enero de 2019

Marató de Tarragona 2019 - 3h27:51




Ahir una nova edició de la marató de Tarragona. La meva estimada marató de Tarragona.

Una marató molt, molt dura, per gairebé tothom.

Les xifres parlen per si sols....

En primer lloc, és una passada les coses que ens donen per només 29 €.
Una samarreta Mizuno, una bona motxilla, una medalla Finisher, una quantitat exagerada d'avituallaments, amb gels, ampolles de Powerade, plàtans. Molts fotògrafs, Speaker.

Per contra... una cua enorme per deixar la motxilla (per això vaig córrer amb les claus perquè vaig deixar la bossa al cotxe), la distància una mica curta... i un vent de collons a l'espigó.
(i potser la terra del pavelló semblava una guix.. i va deixar la roba blanca, jaja..)

Bé, després de haver-me quedat tot el dissabte a casa, en pijama, la veritat que no sabia si tenia bones o males cames... però lo més lògic era que anaven com les setmanes abans... fatal.

Per sort, el divendres vaig rebre les noves vambes Supernova (les terceres vermelles), perquè les Supernova Gore-tex se'm fan molt pesades. Diuen que no és bona idea estrenar vambes el dia de la marató, però això no sol afectar-me massa.

Bé, ja sabia que ahir ja no estava per fer un bon temps, sinó la qüestió era sobreviure, així que vaig sortir tranquil.lament, uns 50 mtr per darrera de la llebre de 3h15, i em va donar conversa un amic Correcat que feia 30 kms de preparació per a BCN.



Trobant-me malament, vaig decidir córrer sense mirar el rellotge, fent parcials cada 3 kms (de l'organització) però sense mirar-los (a la pantalla només posava la de les pulsacions). Sense adonar-me, vaig agafar el grup 3h15 al km 3 i vaig passar endavant sense cap canvi de ritme (crec). 3 kms de pujada, però que tampoc es notava tant al principi, doncs les cames estaven fresques, i el vent bufava de cua.
Així anava fent, fins al km 6 aprox de pujada, després una baixada massa ràpida per poder recuperar temps (perdent 50 mtr en 1 km) i una llaaaarga recta de gairebé 4 kms al costat de la mar.. amb un vent de collons en contra. Quan el teniem de cua, no semblava tan fort, però déu n'hi do el vent de cara.
Els primers dos (de 7-9) encara era soportable, però en entrar a l'espigó ja començava a tenir certa èpica. Anava totalment sol, i vaig veure les bones cares dels que ja havien fet el gir.

Un cop al km 11, el gir, i dos kms de plaer i aquí era jo que tenia la bona cara, saludant al amic Jordi al grup 3h30 (semblava fresc), i després, una mica darrera de la llebre 3h45 elLuigi i el Vicenç, sense despentinar-se.

A propòsit, va ser girar al km 11 i veure que tenia el grup 3h15 a menys de 15 metres darrera meu... cachis!! S'ha de ser gillipollas!! Evidentment, sense adonar-me.
Vaig allunyar-me cada cop més del grup nombrós (15 corredors, potser) però al km 18, amb el vent novament de cara em van agafar.
Podia aguantar un km amb ells, però al km 19 ja vaig veure que no podia aguantar el ritme, i al km 20 el ritme baixava encara molt més. Estava totalment sense forces. Faltava només un km per acabar la primera volta, i sabia que era una bogeria seguir amb la cursa.
Vaig continuar a ritme molt lent, i al haver decidit que no continuaria, vaig mirar per primer cop el rellotge i vaig veure el parcial del 18-21. Tampoc no estava tan malament: 13:45 (el que no sabia, era que eren només 2,93 kms, potser el vent havia mogut la senyal).

Estem a 100 metres de l'arribada (molt dur), però ningú va cap allà. Segueixo als que donen la volta per començar la segona volta, tot i que ja no puc aguantar el ritme de ningú.
Tot i així, vaig decidir fer els 4,5 kms fins al gir per fer 30 kms.. com a mínim per veure els amics que encara no havien arribat.



Però al km 22 m'entrava un mal de panxa que era massa. Havia d'anar al lavabo, i YA!!
Parant mig minut, i caminant durant 3 minuts, buscant un bar, en vaig trobar 4... però tots eren àrabs. Per si de cas, vaig "declinar la oferta" (després d'unes vacances a Egipte dubtava molt que tinguessin paper, i no tenia moltes ganes de provar la típica aixeta cap a munt...

A punt de tornar cap enrere, que només estava a 1 km de l'arribada, vaig escoltar el crit de Luigi!! Alguna cosa com "Camina uns minuts, i a seguir Dennis". No sé com ho va fer, però li vaig fer cas, tornant a córrer, i ja buscaríem un bar "català" amb paper pel camí...però sense èxit.
Poc a poc va desaparèixer el dolor, i en arribar al punt de gir (km 25,5) on tornaven els de la cursa de 30K, sabia que encara que trigués 4 hores.. havia de fer la marató. No volia crear un precedent tampoc. Sense lesions, s'acaben les curses, sí o sí.

Bé, després de decidir de fer la marató sencera, només era qüestió de posar el cap en "OFF" i anar fent kms sense pensar massa, gaudint dels ànims del públic, i posant bona cara cada cop que veia un fotògraf.
I així va ser, a un ritme lent, sabent que cada cop la llebre de 3h30 s'estava apropant més, però sense parar de córrer. El vent bufava cada cop més fort, a vegades semblava que anava cap enrere, però de fet, tampoc em va molestar massa.. Donava un toc especial a la marató!

Al gir de l'espigó, km 32, pensava que el Jordi estava a punt d'agafar-me (tant de bo!), però no ens vam creuar fins després de 1,25 kms... es a dir, li portava 2,5 kms, i sabia que estava encara molt pitjor que jo.
Pocs metres després també venia el Luigi i així xocava per últim cop la mà del company.



Pot semblar avorrit fer les anades i tornades, però a mi m'encanta veure la cara dels amics i companys... i més en una marató tan solitària.
Ja només era posar un peu davant de l'altre, i suposava que en cada moment la llebre 3h30 m'agafaria. Estava segur que el meu ritme havia decaigut fins a 6'/km, però ara veig que el pitjor parcial va ser de 16'15" (3k).

Bé, finalment 3h27:51 que tot i ser una marca molt dolenta, ara estic molt content.

Això no treu que no torno a fer cap marató més si no estic mínimament recuperat.
A més a més, cal fer un anàlisi de sang per veure per què aquest baixada de forma tan sobtada...

Ara un parell de setmanes de descans, i tornem!!

lunes, 14 de enero de 2019

Mitja Sitges 2019



Gran mitja la de Sitges, con una organización muy buena (como siempre un poco caótico el tema dorsales y guardarropía) y un circuito que deja correr bastante bien, con un primer kilómetro y medio recto y ancho, por lo que no tuvimos ningún problema en mantener el ritmo desde el inicio.

Sabía que no estaba en mi mejor momento, pero en Nassos tampoco lo estaba y hubo un pequeño milagro. Por tanto, mi ingenuidad me hizo querer salir a 1h28, cuando un sub 1h30 habría sido ya más de lo que me merecía este domingo.

Llevo ya algunas semanas maltratando mi cuerpo, con una ansiedad que pensaba haber aparcado hacía años, comiendo sin ganas y bebiendo sin ganas (sin sobrepasar los límites, por suerte), y por tanto no era extraña despertarme el domingo con un peso de 80,3 kgr.
Un mes antes la báscula me marcaba 76,3 kg... mi peso más o menos correcto.
(mi MMP en 10K era en diciembre 2011 con 72÷73 kgr).

Tampoco ayudó la gran Paella en casa de mi cuñado por su cumpleaños, con vino blanco, tinto, cava, licor de hierbas, whisky... cuñadismo en estado puro. 
Aun así, pude dormir bien, y no parecía tener secuelas cuando llegué a Sitges sobre las 08:30, después de disfrutar de un amanecer de ensueño cuando pasaba en coche por las curvas del Garraf. Una mañana preciosa, con una temperatura fresca, pero ni mucho menos el fría que todos nos temíamos, y un sol que poco a poco iba caldeando el ambiente.

Y así pasé con unos amigos correcats, hablando y disfrutando, los primeros 3 kilómetros en 12:30, ritmo 4'10" = sub 1h27:55. Parecía fácil, pero ya en el km 4 tuve que bajar un poco el ritmo, siempre controlando el sub 1h30, pasando los 10.000 metros en 42:30.

Pero nada más empezar la segunda vuelta perdí todas las esperanzas de conseguirlo.
El grupo 1h30 me pasó como un cohete, y ya no quedaba nada más que aceptar la derrota y al menos acabar la cursa. 4'30-4'43-4'46-4'55.... un suplicio que acabó en 1h34:21.

Un tiempo pésimo que deja muchas dudas para la maratón de Tarragona (o quizás ninguna), pero repasando todos los entrenos y cursas de las últimas 10 semanas veo que así no anem bé:

* 24 entrenos/cursas = 2,4 sesiones a la semana.
* 432 kms = 43,2 kms a la semana.

Un castigo, por tanto, más que merecido!!

Però.... tornarem!!





  


miércoles, 2 de enero de 2019

17:30 - Resumen 2018


17:30.. No sé si esto es el gran secreto.


Pero nuevamente me ha sorprendido el gran rendimiento en la -para mí- mejor cursa de 10K.
A pesar de haber pasado un més de diciembre para olvidar (varios días de descanso obligatorio por la cintilla iliotibial, otra semana por una lesión en la espalda, una ingesta exagerada de comida en la semana anterior en Holanda, una carrera de 75k y alguna recaída ..), a pesar de todo, llega el día 31, tras haber hecho 15 horas de coche el día anterior... y temiendo un tiempo de 41' en Nassos...
sale un tiempo sorprendente de 38:36 (19:29+19:07).

Tan descentrado estaba el mismo día 31 que me olvidé por completo del xip groc, por lo que no salgo en las clasificaciones. No obstante, si hubiera salido, me habríais visto en el lugar 660 !!! 

No sé qué tiene esta cursa, pero con 4 corredores sub 29', 14 sub 30', 28 sub 31'...
una auténtica locura.

Por algún motivo, aquí bajo al menos un minuto respecto a otras cursas de la misma distancia.
Y la única diferencia real es la hora de salida...






Tras una semana en Holanda, vuelvo a poner la foto de la casa de mis padres.
Es la enésima vez, pero qué gusto vivir en este pueblo-ciudad en medio del bosque, por un precio bastante más económico que mi pisito aquí en Sant Feliu de Llobregat.

Aun mayor el placer de haber podido correr 4 veces por dichos bosques durante los 7 días de nuestra estancia. Difícil de superar, y totalmente necesario para mantener mínimamente el tipo (finalmente aumenté el peso con tan sólo 1,5 kilos, a pesar de los 70 kilómetros a buen ritmo).




Una gozada también ver como mi abuela con 90 años sigue su vida sin mayores complicaciones. 
Además, es bonito poder poner la tele y ver las noticias en el canal que sea (donde te informan sin más, sin descalificar a nadie, sin polémicas). Un descanso mental que me ha ido de fábula. 
(quizás tendría que haber hecho caso antes a los consejos de Ferran :-))


Una vez acabado el año 2018, he hecho un pequeño resumen y veo que tampoco no ha estado tan mal:

Un total de 2559 kilómetros corriendo + 88 kms caminado rápido haciendo Carros de Foc.
Las heridas todavía marcan y afean mis piernas, pero el dulce gusto de la hermosura de Aigüestortes también está marcado en mis retinas.

20 cursas con dorsal, entre ellos:

* 7 de 10.000 metros: 1 x sub 38' pero en bajada (DIR), 2 sub 39' y 4 veces sufriendo para bajar de los 40'.

* 3 medias, todos sufriendo para bajar de los 90', con una pésima mejor marca del año de 1:28:07.

* 3 maratones de asfalto en 3 meses, con 3 resultados inesperados, 3h10-3h05-3h03:21, MMP.

* 3 Maratones y Ultras de Montaña: Berga, Catllaràs y el brutal Bisaura XL que difícilmente olvidaré.
  
Al final, haciendo la vista atrás, no ha estado nada mal el año.
Una lástima la lesión que me impidió correr la maratón en València (pero sí disfrutar de un buen finde largo), pero me quedo con el fabuloso viaje a Escocia, numerosos puentes en la montaña y con amigos y familia...

Veremos cómo se presenta este año 2019, sin puente alguno.

Feliz 2019 a todos!!!