domingo, 22 de enero de 2023

Estreno cursas 2023 - Mitja Sitges + 10K Barri de Sant Antoni

Bueno, empezando el año con 85,5 kgr... 7,5 kgr más que el peso de los años 2010-2018, vi que tenía que hacer un cambió drástico, y acto seguido me apunté a la Mitja de Sitges del 15 de enero.

A pesar de la sensación de pesadez, veo en la primera semana de enero que las series van saliendo mejor de lo previsto (7 x 1000 a 3'55--> 3'39  un 3k-2k-1k sub 4') y un 18K por el río también a un ritmo decente de 4'42"

Otra semana de 3 dosmiles de 7:55 á 7:39, y el domingo la Mitja de Sitges.

Un 15 de enero, pero este año sudando como si fuera mayo. 

Voy en coche con un compañero de trabajo, llegamos con tiempo de sobra para hablar con los amigos Correcats, hacer foto de grupo, calentar y a las 10:00 empieza nuestra cursa de 21,1 km.

Éramos un grupo grande de amigos con la intención de seguir la liebre 1h35 (a 4'30"/km) y me parecía un reto posible. Mis últimas dos mitges eran también en Sitges y hice 1:34:23 en el 2019 y 1 segundo más rápido el año 2020. Ahora 3 años más tarde (ya tocaba) quería bajar al menos 1 segundo más.

La salida era una larga recta de más de un kilómetro por el ancho paseo marítimo, y por tanto podimos correr bien desde el primer momento.

Veo que en vez de formarse una "barqueta", cada uno del grupo 1h35 va por libre, y la liebre oficial aun mucho más adelantado.

Este año han cambiado el recorrido, y la verdad es que hay unanimidad: A nadie le ha gustado este nuevo circuito. Muchos giros, un asfalto con muchos socavones, un túnel por debajo del tren (antes era por encima, creo) con muy mala leche, tramos de falso llano que dejaba el ritmo y las piernas muy mermados.

Iba a un ritmo ligeramente más rápido que 4'30", pero aun así no había forma de llegar al grupo nombroso de la liebre. De hecho, tardé 6÷7 kms, en una bajada, cuando por fin lo conseguí. Una vez allí me empecé a sentir cómodo, y hasta demasiado cómodo, y pensaba en salir del grupo.

No obstante, estaba encerrado, y al final pensaba hacer el salto al principio de la segunda vuelta, que aun quedaban muchos kilómetros.

Sigo detrás del grupo y pasamos en 44:32 el primer 10K... claramente demasiado rápido.

Y empezamos la segunda vuelta. Justo cuando quería ir para adelante, me daba cuenta que soplaba un viento muy fuerte (en contra) en este paseo marítimo. Así que decidí seguir dentro del grupo, y posteriormente, en la subida del túnel, no pude seguir el ritme y nuevamente tardé hasta la bajada del km 16 para pillarlos. Ahora en el km 17 sí hice el salto para ya no mirar más hacia atrás. En el parcial del km 15 al 18 gané 30" más respecto al esquema 1h35 y viendo que tenía 50" de ventaja en total, aguanté todo lo que pude para bajar este minuto y finalmente pude pasar por meta tras 1h33:37.

Completamente vacío, tuve que sentarme 10 minutos antes de saludar y felicitar a los amigos por los resultados. Pero contento por haber aguantado 21,1 kilómetros.

Un día de sol fantástico!! 


El martes, 8 kms suaves, el jueves 5 series de (800m + 400m) a tope, y hoy domingo nuevamente con ganas de ir tope en la Cursa del Barri de Sant Antoni.

Las series me daban la confianza de que podía estar cerca de los 40 minutos, pero temía que necesitaba unos 30-45 segundos más.

Salgo en tren desde Cornellà y hace -0,5ºC... buff. Por suerte la temperatura en Barcelona es algo más benévola e incluso veo bastante gente vestido con tirantes a más de media hora del principio de la cursa. Suerte que ha sido un frío muy seco y se ha podido llevar bastante bien.

Salgo en el cajón 2 (aun suerte que la última cursa de la Sagrera del 2021 era corta y pude hacer 41:59, y así por un segundo me daba derecho al segundo cajón de salida (38:00-42:00)).

La salida aun así un poco accidentada por una cantidad ingente de personas >5'/km que salían delante mío... (nunca he entendido la ventaja que esto les supone a ellos...).

Había salido un poco por delante de la liebre sub 40 y paso el km 2 justo en 8:00  minutos. Los primeros dos kilómetros era un poco de falso llano hacia arriba, así que voy perfecto.

Los siguientes dos kilómetros muy cómodos y llanos por la Gran Vía hacia Paseo de Gràcia (7:56) y un quinto kilómetro en ligera bajada para llegar a la mitad de cursa en 19:50. 

Sigo unos 15 metros delante de la liebre, pero veo imposible mantener el ritmo otros 5 kilómetros más. El año pasado el primo de mi mujer, Roger, me regaló un pulsómetro de pecho, y veo que voy ya a 166 pulsaciones. Demasiado para poder aguantar este ritmo...

No obstante, quedan todavía 2 kms en ligera bajada (hablamos de 6 metros negativos en 2 kilómetros... inapreciable, pero por algún motivo algo más cómodos).

Paso el km 7 en 27:47,5 y sé que tengo 12,5 segundos de ventaja sobre el esquema sub 40.

Pero ahora viene la subida del Paral·lel y seguramente perderé aquí el estrecho margen que tengo.

Así que toca apretar los dientes, y por suerte me doy cuenta que la subida tampoco es tan exagerada.

Paso el km 8 en 4:02,5 así que me quedan 10" exactos de margen y tan solo 400 metros de subida. En el km 8,4 ya llegamos a la parte más alta, y mantengo el margen, así que sé que difícilmente tendré mejor oportunidad de conseguirlo que hoy. Aguanto el ritmo y paso el km 9 con  los mismos 10" de margen.

Estoy completamente vacío, pero sé que el último kilómetro es de ligera bajada así que no me lo perdonaría si no bajara de los 40'... un último esprint y finalmente paso la meta en 39:43

Ha costado muchísimo, lo que hace aun más grande mi satisfacción.

Desde Nassos 2018 he hecho tan solo 3 cursas de 10K y todas en aprox. 43'.... por eso muy feliz por bajar nuevamente de los 40'.. y ahora por primera vez después de cumplir los 50 años! 

Espero que no tarde 4 años más para hacerlo de nuevo...

Sigo con 84,1 kgr de peso, así que me sobran 6 kilos (no hay forma, coño) y seguramente sin este peso sobrante todo irá más fácil.




 


 


viernes, 6 de enero de 2023

Resumen 2022


Feliz Año 2023 a todos!!!

Hace ya medio año que no publico nada... sin duda un reflejo del estado de ánimo del último año.
Disfruto de los blogs de los demás (que también están menguando..) pero cuesta escribir y leerme a mi mismo. ¿Son los 50 años que he cumplido este año? ¿Es el momento actual de apatía general?
¿Son los 84 kilos con que empecé el año y los 85 kilos con que acabé el año? 
(peso correcto sería 78-80 kgr... peso forma = 73-76 kgr)

Pues, repasando el año, veo que he hecho tan sólo 7 posts en mi blog, un mínimo.
He hecho 5 "cursas", también un desastre, que puesto en imágenes sería así:

08.05.2022: Escombra en la Trail Olot-Puigsacalm. Tuve que correr bastante para seguir a los últimos. 



14.05.2022: La semana siguiente los 60k de la Marxa Romànica de Navàs. Sacando el higado para bajar de las 8 horas, pero finalmente acabando en 8h01... catxis!



19.06.2022: La única "cursa" de montaña de este año, la durísima Trail Ulldeter de 45K, bajo un sol abrazador y con apenas agua en la interminable zona del Balandrau... Cursa muy guapa pero agotadora sin agua.


08.07.2022: El reto del año... y seguramente de mi VIDA. Para NO repetir. 166 kms por las durísimas e impresionantes subidas del Valle d'Aran. 43 horas y 27 minutos de sufrimiento para llegar igual de exhausto que feliz a la meta. Solemos decir siempre "Mai més"... pero en este caso es más fácil de ser hombre de palabra... no quiero ni pensarlo...


11.09.2022: Curiosamente, después de la Ultra, en pocas semanas volví a hacer entrenos, y además volví a hacer las series que tanto me gustan. Me compré unas bambas rápidas (las Alphafly) y en septiembre estaba "volando", haciendo series como no hacía en años. Con apenas entrenos llegué a la cursa Popular de Vildecans y conseguí hacer los 5000 metros en 19:05, posición 8 en la general, y 4o en la de mi edad (+50) tras haber sido superado en la misma línea de meta por el que finalmente haría podio.... podría haber estado aquí como la compañera Bàrbara.


Pensaba que me comería el mundo y que podría estar en más de un podio 50+ en las siguientes cursas, pero problemas continuados en el aductor derecho hacían que después de esta cursa los entrenos eran más bien escasos... 
Semanas sin hacer nada, y claro... la mente débil y buscando siempre la vía de menos resistencia... así la electricidad iba a las fiestas, al mucho comer y mucho beber... y cada vez más alejado de los entrenamientos serios.

Así he acabado con mal sabor de boca este año 2022, pero mirando las fotos en mi móvil, he visto que tampoco me puedo quejar! 
Ha sido un año mucho mejor del que me imaginaba:

Semana Santa en Huesca... 6 días disfrutando de las montañas (gracias a estas vacaciones me puse el reto de la VDA de 100 milles). Pineta tiene algo especial!!


Casa Rural la 2a Pascua con los primos:


Regalo de mi mujer por los 50 años: 3 días en Tremp con 1 día (a 38ºC) haciendo Canoa en las aguas del Congost de Montrebei :


2 semanas a Holanda a visitar la familia y una semana en Dinamarca, aprovechando Legolandia y Copenhaguen:


Otro regalo de los tíos: el Mago Pop... impresionante!


Como gran fan de Bruce, fue fantástico el fin de semana con 2 conciertos "Tributo" de Manel Fuentes (me sorprendió lo bien que lo hacía) y Sergio Gisbert y un dinar de germanor. 



El concierto de Sam Ryder (el que debería haber ganado el Eurovision si no fuera porque Ucrania tenía que ganar sí o sí....). Brutal su voz y actuación en directo:



El puento de la purísima en Delta de l'Ebre, visitando entre otras cosas a Múria:


Y como no, los últimos 5 días del año en una Casa Rural con amigos, comiendo y bebiendo como si no hubiera un mañana pero todo controlado y de buena calidad:


La verdad que no tengo ningún motivo para quejarme del año pasado, el año 2022.
Ahora me doy cuenta  de que fue un año fantástico!!!

Feliz 2023..



sábado, 16 de julio de 2022

VDA - Volta Val d'Aran 100 millas by UTMB

 



El viernes 8 de julio fue por fin el gran día que llevaba esperando los últimos dos meses.
Llegué sin molestias musculares, tras 10 días sin beber, con algún kilo perdido (81 kgr) y me encontraba bien... muchísimo mejor que el año pasado cuando ya salí lesionado.

Tan bien que tenía mucha confianza que esta vez sí acabaría el gran reto que era acabar los 166 kms y 10.300 metros de desnivel positivo y 10.300 metros de desnivel negativo en menos de 48 horas.

Las últimas semanas el Mister JB me había modificado los entrenamientos para fortalecer un poco más mis endebles piernas, y me notaba más fuerte que un par de meses antes.

Dejo al David en el Casal sobre las 08:45, y voy directamente y tranquilamente en coche hacia Vielha, cosa que me llevaría unas 3 horas y media.

Una vez allí recojo el dorsal, sin colas, y les comento a los voluntarios que no necesito las 2 bolsas de vida. La señora me mira extrañada, y otro señor me dice "Eres mi héroe!" En mi caso no fue ni porque iba sobrado, ni por una falta de respeto a la distancia, sino porque no quería aun más estrés con el control y seguimiento de mi ropa... mejor todo conmigo. I like it simple!! 
Además... no suelo padecer de molestias en los pies y soy hasta holgazán para quitarme las bambas en plena carrera.

Disfruto de un táper lleno de Pasta, y una hora antes de empezar me acompaña el Jordi69 y poco después también el Toni Beltrán que había hecho el día anterior la cursa de 55 kms (la PDA) junto con 6 amigos más (Pinelli, Dioni, Pere, Natalia, David Blogmaldito y Hector Yuste). 

Unas fotos de rigor y el speaker Depa ya empieza a animar la salida con música, olas y cánticos.
Qué emoción... las primera lágrimas caen, por la emoción del momento y por el gran reto que tenemos por delante. Hace ya muchísimo calor, y sabemos que también este año será un sufrimiento!   



10-9-8-7-6-5-4-3-2-1...  GO. Salimos los 437 de los 506 inscritos, 414 hombres y 23 mujeres.
Un centenar de corredores sub 40 años, unos 200 entre 40-50 años y un centenar de entre 50-60 años. Incluso unos 13 hombres entre 60-70 años de los cuales 7 llegarían a meta (5 delante de mi!!).

Un primer tramo por el pueblo, con mucha animación, y luego a través de una pista forestal llegamos al primer corriol por un bosque en fuerte subida. Después un par de kilómetros por una pista muy cómoda, pero ya en el km 8 giramos hacia la izquierda, lado montaña, y empieza un tramo de 40 kms(!) con ningún trozo llano!

Unos 2-3 kilómetros de fuerte subida y ya estamos en el primer control, Pomaròla, con una buena panorama.


Pido Isotónica, pero me comentan que ya no queda?!? Cómo? Llevo 1h52, voy en la posición 277 de 506 inscritos y no hay isotónica? Bueno, ya la cogeremos en el siguiente avituallamiento.

Sé que he ido demasiado rápido. El año pasado éramos mil corredores y tuve que esperar 10' en el primer y único tapón del km 4, y por si acaso metí más caña al principio para evitar dicho tapón... pero las fuerzas son las que son y no quedaba más que bajar un poco el ritmo.

Ahora quedaría una durísima subida de 500 metros de desnivel y aproveché para hacer algunas fotos y unos videos ya que el lugar era tan maravilloso. Que gusto poder estar aquí!



Subimos al Montpius, 2276 metros de altura, y con unas fantásticas vistas al glaciar del Aneto y la Maladeta.

Miro el WhatsApp y me llegan los ánimos de Piernas, del grupo PDA, y del grupo de correr de los jueves en las pistas de Cornellà, el grupo JB (Jordi Ballesteros). Es el Jorfer que empieza a hacer el seguimiento y darme ánimos y comprobando mis tiempos. Qué alegría tener este apoyo moral!

Les pido una foto a los voluntarios


y seguimos luchando. Una bajada de 250 metros hacia Santet Casau, y directamente después la incómoda subida al Montcorbison (2172m). Aquí el año pasado ya empezaba la noche, pero este año se ha empezado 2 horas antes, cosa que se agradece muchísimo, puesto que la bajada en picado del Montcorbison era muy incómoda en la oscuridad. Con luz tampoco era nada cómoda, pero más fácil de no torcer un tobillo y pegarte una hostia. Los palos totalmente imprescindibles... menos mal que dejé la tontería de siempre ir sin palos hace un año...

Después de la bajada y un largo rodeo por fin llegamos al 2º avituallamiento y control, el de Gelès. Km 21 y ya con 4h27 en las piernas. Nuevamente no hay isotónica para los lentos... no comments.
He perdido 91 posiciones (?!?), ahora en la posición 368 de 428 corredores, pero con 45' de margen respecto al límite. Me siento mucho más rápido que el año pasado, pero aun así veo que tan solo llevo 21' de ventaja (y encima sin el tapón de 10'). ¿Cómo es posible?

Ahora un tramo incómodo de 10 kms, muy rompepiernas, y los últimos kms toca encender ya el frontal antes de llegar a Artiga de Lin. Hay muchas quejas aquí, porque de los 27 que salieron de la cursa por llegar fuera de tiempo, 14 llegarían tarde en este punto de la cursa.

Aquí como un mini bocata, brou, lleno ahora sí los Soft-Flasks con agua e isotónica y ya me encuentro algo mejor.

También era un punto crítico, porque a partir de aquí nos quedarían casi 6 horas de cursa con tan sólo 1 control (con solamente agua) entremedio... 

Primero un kilómetro justo vertical hacia el Tuc Cabirols (2468m) que haría en poco más de 2 horas, y disfrutando de la luna y de las decenas de luces de los frontales por en medio de la montaña. Una vez arriba bajamos 500 metros a la Cabana Poilanèr (control y agua) y aquí viene uno de los tramos más duros. Sobre el mapa no tiene nada, pero la subida al Pic de Poilanèr nos dejó a más de uno KO, y la posterior bajada aun más jodida. Es aquí que muchos deciden de dejarlo... demasiado duro. Por suerte ya pasé por aquí el año pasado y venía mentalizado.

Tras el Poilanèr vienen 3 picos más, algo más suaves, y tras 12 horas y 23 minutos llego por fin al 5º Control y avituallamiento, el Portilhon. Km 50 y en la posición 361, con tan solo 20 corredores detrás de mí... Aquí plegarían 17 corredores, 7 de los que iban detrás y por tanto se reducía cada vez los que me perseguían... hasta llegué en pensar de terminar en último lugar.

Llegando al Portilhon, pensando en mis cosas y números y penas, de repente escucho una voz conocida. "Ehh Dennis!!". Ostras... son las 04:23 de la madrugada y ahí está, el Jordi69!! Qué tío!! No me lo merezco.... me saca una foto en el avituallamiento 


y tras los 10 minutos que tardo en reponerme del esfuerzo anterior y de comer algo de frutos secos seguimos para adelante. Me guía unos kilómetros por un camino ahora sí bastante cómodo y me da todo tipo de barretas energéticas, brou caliente, Aquarius frío... parece un Paqui en la rambla vendiendo a los turistas... y encima vestido de Corredors.cat. 

Tras estos kilómetros él vuelve para atrás para buscar el coche y supongo que dormir unas horas. 
Animado sigo la relativamente cómoda bajada a Bossòst y entro trotando en el pabellón donde por fin tendríamos un buen plato de comido. ¿No?
Han pasado 13 horas y 40 minutos, son las 05:40 de la mañana,  y voy con una hora y 5 minutos de ventaja sobre el límite, así que puedo comer con tranquilidad. 

Pero nada de esto. Pido mi plato de arroz con salsa boloñesa, y me dice el voluntario que "ya no queda salsa". ¿Cómo? He pagado 220€, llevo casi 14 horas de viaje, y no hay nada más que arroz seco o una bola de pasta seca? Le digo amablemente que esto no puede ser:
"Sé que no es culpa vuestra, pero es muy triste que tras 14 horas, y habiendo pagado lo mismo que los más rápidos que me quedo sin comida". Y contesta el voluntario: "Yo llevo aquí 12 horas trabajando para vosotros, y gratis. Eso sí es triste"... Estoy a punto de explotar (que con la comida no se juega) pero decido mantener la calma y coger algo de arroz. Tras 4 bocados de arroz frío y duro lo tiro y comeré fruta, tres tazas de brou y porquerías varias para llenar un poco el estómago.

Salgo del avituallamiento a las 06:04 y ya empieza a hacerse de día. 

Empieza la segunda etapa, la dels Camins de Ferro CDH: 






Primero unos 8-9 kms a Les y Canejan, y después 6 kilómetros más hacia Sant Joan Toran.

Es todavía muy pronto pero Piernas me da la bienvenida a un nuevo día, y el grupo VDA y el grupo JB me animan constantemente con mis pasos y estadísticas y con la plena confianza de que esta vez acabe el gran reto. No soy capaz de agradecérselo, pero el reloj inteligente me avisa de cada mensaje y así la ayuda es más que real.

Un desplazamiento al noreste para empezar una subida de 1400 metros a las minas del Liat y al Pas Estret. El año pasado empecé las 5 horas de subida a las 12 del mediodía y hacía un calor inaguantable. Bebía de cada chorro de agua que regalimaba por la roca y quizás por eso acabé con 5 días de diarrea como recuerdo. Esta vez me llevaba 4 softflasks de 500ml cada uno, y todos a tope antes de salir de Sant Joan Toran. Además había bebido como un camello para tener el cuerpo el máximo de hidratado.

Por suerte pude salir esta vez a las 09:15, y por tanto empezaba la subida con temperaturas algo más suaves.
Charlo un par de kilómetros con un chico de Asturias, y así van pasando los kilómetros en el tramo más suave de la subida, pero cuando empieza la subida dura lo tengo que dejar. Hago mi cursa, a ritmo lento, pero sin las continuas paradas del año pasado. 

Salimos del bosque y de repente se abre el valle y tenemos unas vistas inmejorables. 


Cascadas por la izquierda, clapas de nieva al fondo del valle y una subida dura sin cesar. Voy perdiendo nuevamente posiciones pero aun así mucho más entero que el año pasado.

Una vez arriba al Còth de Uèrri planea un poco y después sigue para arriba para llegar a las ruinas de las antiguas minas de Liat. 4 horas de subida, pero media hora menos que el año pasado.

Media hora más tarde llego por fin al 9º avituallamiento del Pas Estret. Km 85 y poco más de la mitad de la cursa. Casi 22 horas, son las 14h del sábado, y en la posición 309 con tan solo 17 corredores detrás de mi. El año pasado parecía un campo de enfermería de la guerra, pero este año tan solo habían 5 corredores que lo dejarían aquí.

Acabamos de subir 1400 metros, pero aun nos quedarían 600 metros más para llegar al Pòrt d'Urets (2533m) el punto más alto de nuestra cursa y un sitio precioso. Qué vistas!!!



Alcanzo a una chica de aspecto chino pero con una bandera americana en el dorsal y le digo:
"Beautiful, isn't it?" "Yes, amazing". Le pregunto: "Are the trails also this tough in the US?" y me contesta con un rotundo: "No way... this is absolutely nuts". Pero me garantiza que hay tiempo de sobra y que acabará la Ultra (como era el caso).

Tras el puerto de Urets hay un tramo bastante aéreo al lado de un acantilado y con unas antiguas railes que pasaban por en medio de la roca. Todo un espectáculo para el ojo.



Después una larga y fuerte bajada hacia Montgarri, y aquí es cuando empiezan a venir las dudas. Me entran rampas en las piernas, los pies me queman, y no soy ni capaz de correr en las bajadas. El sueño también empieza a hacer mella, y hay pensamientos serios de dejarlo nuevamente en Beret o Salardú, reconociendo que no estoy hecho para este tipo de sufrimientos y que uno tiene que abandonar en el momento adecuado. Además, diría que mis "seguidores" me dirían que he hecho una buena decisión, que una retirada a tiempo siempre es la mejor solución. 

Pero NO. Tras informar al grupo PDA y al grupo JB-Jorfer de que estaba pensando en dejarlo, hubo un aluvión de ánimos y palmaditas virtuales en la espalda y supe que fuera como fuera tenía que acabar este reto. Además... tampoco tenía ganas de volver a plantarme de nuevo en Vielha. Tenía que cerrar este libro y ya!

Tras Montgarri (25h59), casi km 100 y en la posición 298, quedaban 5 kilómetros con 230m D+ hacia Beret. Voy a mi rollo, había adelantado a unos pocos, y a falta de un kilómetro vuelve a aparecer el salvador de la cursa, el omnipresente Jordi69.

Me guía hacia Beret, km 104, posición 287, y me ayuda en todo lo necesario dentro del avituallamiento.
Venía con miedo de quedarme nuevamente sin comida caliente, pero esta vez sí tenían de todo!!

Le doy el "Plato de Perro" al voluntario y viendo mi insistencia me regalo con un doble plato de espaguetis con salsa. Buenísimo!!! Aquí me lo tomo con tranquilidad, repongo líquidos, como mi plato de pasta y todo tipo de fruta que Jordi me recoge y voy por fin al lavabo.

Nos quedaba el último tercio!


Jordi me lleva dos kilómetros largos hacia Salardú, y así asegurándose de que no lo dejara en Beret. Me da más barretas energéticas, más Aquarius, y me despide, como siempre con el mismo texto:
"Hasta Vielha... o antes". 

Un tramo muy cómodo hacia Salardú, y llego justo antes de que oscurezca,  las 21:35 (Pos. 270)
Todo Salardú parece una fiesta, y no hay persona que no nos anima, todos aplaudiéndonos y gritándonos. Personas sueltas, en los bares y restaurantes, por todo el pueblo. Piel de gallina!!

Salgo rápido y sé que ahora quedan poco más de 50 kms, y con menos desnivel.

En el bosque hacia Banhs de Tredòs, empieza la segunda noche, y me cuesta muchísimo seguir las cintas (que estaban perfectamente bien colocadas!).
Se me juntan 3 chicos y charlamos los 4 y así el tiempo pasa más rápido. Es una zona con casi 600 metros de desnivel positivo, pero bastante regular así que puedo seguirles con facilidad.

Una vez en el avituallamiento de Banhs de Tredòs (32 horas, posición 260), no espero a los 3 y salgo rápido para tener un poco de ventaja para las subidas hacia el Estanh de Ubago (+525m D+).
Primero una larga pista de falso llano de 2-3 kms, pero de repente nos metemos de lleno en una zona de rocas y subidas por cascadas. Son las 3 de la madrugada y no paro de ver visiones. Veo camiones cisternas en medio de la montaña, después rocas blancas flotando en el aire, autocaravanas, animales, personas que de repente desaparecen... terrible. 

Cada vez que me paro un segundo me caigo de lado, aguantándome sólo por los palos que ahora tienen una función muy importante de guardar el equilibrio. Voy caminando, pero tengo la impresión de que haya dado ya 3 vueltas y que vuelvo a estar en el mismo sitio. Si pestañeo con demasiado lentitud, duermo y sueño un segundo y caigo de lado... horrible esta segunda noche.

Ya no encuentro las cintas y me desespero.... por suerte, al cabo de unos minutos tambaleándome de pie, me adelantan 2 de los 3 chicos de antes, y tan solo hago el esfuerzo de seguirlos. Ellos llevan un frontal con 900 lúmenes y la verdad que se ve el mundo de otra manera que con el mío del Decathlon de 400 lúmenes. 

De todas formas, seguramente es una de las zonas más bonitas de la ruta, pero el disfrute es totalmente nulo y el espectáculo visual inexistente. Lo encuentro incluso muy peligroso.

Una vez por la presa de Colomers me veo salvado, pero aun queda media hora de bajada por zonas penosas de roca para llegar por fin al avituallamiento 14. Han pasado ya 36 horas y 10 minutos, posición 251, y harto de todo esto.

Aquí hay un voluntario que se pone un poco borde con las compañeras del avituallamiento y después me exige poner los pantalones largos. No le hago ni caso, porque hay otros que también llevan pantalones cortos, pero ellos sí llevan unos calzones largos por debajo. Tiro fuerte de mis calzoncillos largos y me da una mirada tipo.. si tú quieres morir de frío, adelante!

Salgo con los dos compañeros que me salvaron durante las 3-4 horas de trayecto de las piedras del circo de Colomèrs, y empezamos el tramo que de lejos es el más feo de toda la Ultra.
10 kms de pista forestal sin ton ni son y además está tan lleno de piedras que no nos deja correr con nuestros pies tan doloridos. 

Un trayecto de 10 kilómetros y +362m D+ pero sin disfrutar para nada de la cursa. Tanto que incluso me arrepiento haber continuado en Salardú. Estaba literalmente perdiendo el tiempo y aburrido. La única distracción era poder divisar las cosas reales entre todas mis visiones que cada vez eran más reales y más terroríficos. 
Iba a hacer mucho calor, pero estas horas empezaba a hacer realmente mucho frío. No tanto en las piernas, pero sí en las manos y en el cuello. 

Quería ir más rápido, pero decidí quedarme y charlar con los dos compañeros que me llevaron por la noche, y así tardó 2 horas y media el tramo tan feo a Mont-Romies, 38h46, posición 232.

Fichamos en este control 15 y aquí veo delante un italiano que empieza a correr en un corriol trialero tipo MTB y decido ir a cazarlo. Es un corriol estrecho y con miles de revolts, pero el suelo es muy blando, ideal para nuestros pies tan sensibles. Le sigo a buen ritmo y poco después adelanto a varios corredores. Es de día de nuevo y me siento nuevamente muy animado. Ya desaparecen las imágenes y visiones y veo todo de nuevo en color. De repente, cuando menos lo esperaba, encuentro nuevamente al amigo Jordi69. Había ido a Artíes y subido unos 1500 metros hasta encontrarme. 
Los dos vamos corriendo hasta el último avituallamiento importante, el de Artíes, a 14,5 kms de meta.  
39h39 minutos y mejorando a la posición 223. 


Unos 5 minutos para comer y reponer los bidones con líquidos, que aun quedaban 1150 metros de subida hacia el Tuc de Cauva y luego 1238 metros de bajada hacia Vielha... casi nada.

Pero aquí sabía que ya lo tenía. La adrenalina ya se estaba bombeando en el cuerpo y fue el momento que más fuerte me encontraba. Los ánimos a tope. 
Nuevos mensajes de mis amigos por WhatsApp, y Jordi que me iba a guiar unos metros por la subida de los primeros 700 metros de desnivel positivo hacia Santet Escunhau. 
No podía hacerme de liebre, así que se puso detrás de mí, pero su mera presencia ya me hacía subir más de prisa de lo que habría sido capaz yo solo. 



Veo que él va lento, así que yo también debo de ir lento, pero con más de 150 kms en las piernas me doy por más que satisfecho! Al final me acompaña no solo unos metros sino TODA la subida a Santet Escunhau (1h44) donde llego tras 41h30 en la posición 213. 


Él vuelve para atrás y ya tan solo me quedan 440 metros de subida al Tuc de Cauva y después los 1238 metros de bajada. Hago la subido lo más rápido que pueda, y la bajada de 6,5 kms es bastante cómoda los primeros 3 kilómetros y voy pasando unos 8 corredores. 
Después es un corriol y los kilómetros se me hacen eternos pero ya sé que puedo seguir corriendo, y aparcar por un momento el dolor de pies cada vez que piso una piedra.

2 kms, 1 kms, 500 metros y justo antes de la esquina de la última recta llego al corredor que está delante de mi. Pero veo como le acompañan sus dos hijos y me ablandezco. 
Él se merece una foto bonita en la meta sin que un energúmeno le fastidie la foto a pocos metros de la meta, tocando la campana antes de él....

Le espero en la esquina, y me arrepiento, porque la recta es larga, unos 300 metros y tarda casi 3 minutos. Pero después de sonar la campana ahora sí viene mi momento de gloria. 
Voy corriendo a tope, seguido a media recta por el Jordi69 que va grabando, choco las manos de un chico más joven que llegó unos minutos antes y lleno de emoción agarro la cuerda de la campana para hacerla sonar!!! Ha sido posible!!! 

43 horas y 27 minutos, posición 205 de finalmente 269 finishers. 

YESSSSSSS !!!!!!!!!!!!!!!! We did it!!!!!!!!


Abrazo a Jordi, recojo la camiseta Finisher, y disfruto del momento.

Tras 44 horas de agua, isotónica, Coca-Cola y porquerías varias, necesitaba celebrar mi victoria con el Jordi que me había ayudado en situ durante toda la carrera. 

Qué bien entraban las 2 jarras de cerveza en la plaza de Vielha!!!!



Post crónica:

Por suerte había reservado un hotel a pocos metros de la meta, y a las 14h20 ya entré para dormir las primeras 4 horas... el dolor de pies me despertó a las 18h20 y después aproveché para pegarme una cena de gala en un restaurante de al lado, y mis piernas casi no notaban el esfuerzo de las horas de antes. 
Subía y bajaba las escaleras de los 5 pisos del hotel... increíble. 
Duermo 4 horas más, nuevamente me despiertan los dedos de los pies, llenos de llagas, y dos horas más tarde voy en coche al trabajo.

El martes me peso y exactamente el mismo peso, 81,0 kgr, aunque el cinturón me confirma que está 2 agujeros más cerrados. Los pies y las piernas completamente hinchados.

No tengo sueño, ni molestias musculares, y duermo tan solo 5-6 horas cada noche. 
El jueves por fin se remite el dolor de los pies y decido correr 10 kms. 
Va razonablemente bien, tranquilo a ritmo 5'10", pero ayer viernes me levanté con los dedos de los pies con un hormigueo constante, y muy pesados (calientes) los pies.

Ayer, después de trabajar caigo muerto en la cama y duermo 3 horas antes de ser despertado para cenar. 
Por la noche de 0:30-11:00 y sigo cansadísimo... 

Pagando el precio del sobreesfuerzo, supongo. 

La próxima crónica será de un 5K máximo... eso espero!

Siento el tostón, pero 166 kms dan para mucho!!


































martes, 5 de julio de 2022

Tick Tack... 2 días para la VDA

 


Quedan 2 días y pico, y ya empiezan los nervios.

162 kms y 10200 metros de desnivel positivos + 10200 metros de desnivel negativos no son fáciles de asimilar, y la comprobación de los datos del año pasado (donde lo dejé tras 107 kms) demuestran que las posibilidades de triunfar no son muy altas de verdad.

De los 1400 inscritos el año pasado salimos unos 950 corredores (seguramente debido a alguna restricción por covid el año pasado) y tan solo 475 llegaron a meta.
Y no era exactamente una campana de Gauss...



Claramente la gran mayoría de los Finishers tuvo que apurar hasta las últimas de las 48 horas permitidas.

El año pasado mis posibilidades eran totalmente nulas.
No había reservado ni el hotel para el domingo en la llegada, y salía medio lesionado desde hacía meses. Releyendo mis crónica del año pasado, veo que me lesioné justo antes de la Ultra Montseny de Abril, después en Mayo 2 semanas con Covid, y las últimas 4 semanas sin ninguna actividad debido a una rotura del sóleo derecho... recuerdo que no salía ni a caminar las últimas dos semanas para no sentir el dolor y así no tener ninguna excusa para no ir a Vielha.

Este año estoy mucho mejor. Lejos de mi mejor forma, y con 5 kilos de más, pero al menos sin lesiones y ahora sí tengo el hotel reservado por si llego sobre las 14h del domingo, para poder dormir o al menos estirarme todo el día antes de volver en coche a Barcelona el lunes... que hay que trabajar...


El sábado hice 10 kms por la montaña y esta tarde 10 kms por el río... con sumo cuidado para no torcerme ningún tobillo y no romperme ninguna fibra de mis delicados gemelos y sóleos.

Toda la mochila ya preparada con todos los materiales obligatorias (que no son pocos)... sólo que hoy no me han llegado mis nuevas bambas Trail... así que el viernes tendré que estrenarlas, pero no me preocupa demasiado... que justamente las bambas que jubilé el domingo pasado las estrené en la edición anterior... y además ahora son el mismo modelo, La Sportiva Jackal! Como un guante!!
Nunca los zapatos me han dado un motivo para retirarme.

El viernes empieza la fiesta!!!








domingo, 3 de julio de 2022

Trail Ulldeter + 5 Cims... preparado para la VDA?



Tras el pésimo resultado de la pujada de Bagà a Coll de Pal, supe que tenía que hacer unos entrenos serios para poder encarar con alguna posibilidad las 100 millas del Val d'Aran.

Primero tocaba un fin de semana en Tremp, para visitar el Parc Astronòmic del Montsec, y el día siguiente 7 horas de Kayak en Corçà, por el Congost de Montrebei. 
Precioso, pero imposible de cruzar el desfiladero por la total falta de agua.... 7 meses sin llover han dejado el pantano bajo mínimos, y la gente está muy preocupada.

Hacía un día de temperaturas récord, pero en el pantano no tuvimos problemas para remar durante las 7 horas más cálidas del día.

El martes 14 hago como entreno la Cursa de l'Alba por Montserrat (desde Collbató), a muy buen ritmo, pero llego un poco demasiado reventado a casa.

El viernes cena y Gin-Tonics con mi familia y unos amigos hasta las 05:00, y tras dormir hasta las 13h30 voy el sábado a Camprodon para dormir a 12ºC... qué alivio!!

El domingo 19 de junio me levanto a las 05:30, con toda la tranquilidad, y me unto a tope de crema solar para sobrevivir las probables 8 horas de la MARATHON (45 km) del TRAIL ULLDETER.



Sobre las 06:45 me saluda el Piernas, que tras el festival Sonar no estaba del todo fino y que saldría una hora más tarde para hacer el TRAIL de unos 24 kilómetros. 

Nuestras cursas seguían el mismo recorrido durante los primeros 13,5 kms y me estaba presionando, instándome a espabilarme para que no me pillara :-)

A las 07:00 en punto salimos y tras un kilómetro plano directamente nos metemos en un corriol eterno que en 8 kms nos subiría 1000 metros de desnivel positivo. 

No iba demasiado fino, problemas con la respiración, y además el calor era ya insoportable a partir de las 07:30... buff. Sufriríamos!!

Tras los 9 kms de subida bajamos 300 metros de desnivel y por fin tras 2 horas y 5 minutos llego al primer avituallamiento del km 11,3.

Lleno los bidones, y a seguir, que el lobo Piernas me está persiguiendo!

2 kms largos de subida, 30 minutos en mi caso, y consigo el primer objetivo del día. No hay señal de Piernas. Si bien había hecho este mismo parcial 16 minutos más rápido, la hora de ventaja era un poco demasiado. Aun así, habían 4 corredores que sí lo consiguieron.. el primero incluso cuando yo llevaba tan solo 2h18... y él por tanto 1h18... qué bestias!!

2 kms más tarde llegamos ya al segundo avituallamiento del km 15,5 (2h56) y aquí sí me paro para comer un poco y beber como un camello sabiendo que hasta el km 28 no habría otro avituallamiento. Iba en la posición 53 de unos 80 corredores y me encuentro al otro holandés (Henry Wondergem) que me acompañaría hasta el km 28.

Un litro de líquidos es claramente insuficiente para los 13 kilómetros sin nada de sombra que nos tocan ahora. Los paisajes son impresionantes, subiendo al Coll dels Trespics (al lado del Balandrau) de 2420 metros de altura, y sobrevivimos gracias al viento fresco que ahora sí nos está dando algo de oxígeno y frescor. Ya os digo que si no hubiera habido viento, muchos cadáveres habrían caído ese domingo sin ningún punto extra de agua.

Pero bueno, llegamos arriba, y tras 1000 metros de bajadas espectaculares llegamos por fin al tan deseado avituallamiento 3 de Tregurà de Dalt. Un plato de pasta, una Green-Cola, agua, y más agua, y más isotónica... buff. Terrible. Han pasado 5h05 y sigo en la posición 53.


Ahora quedaba una cómoda bajada, y después una para mí cómoda subida, y ahora sí me encuentro mucho más fuerte. Voy pasando a 7 corredores, algunos en muy mal estado, y una vez arriba en el km 36 ya tan solo quedaban 9 kilómetros de bajada.

En el momento que mejor iba, sobre el km 40, BANG... otra vez me tuerzo el tobillo derecho de mala manera. Un grito de dolor... y sé que no tiene sentido pararme ahora. Así que voy bajando con más miedo y más torpeza y más lento y me adelanta Henry en el km 41. En el km 41,5 (7h07) llego al 4o avituallamiento (el reparto de los avituallamientos ha sido incomprensible) y tras llenar los bidones empezamos con el último tramo de 4 kms para llegar a meta. 

Ahora ya son las dos del mediodía y sin árboles y a una altura relativamente baja (1000 mtr) el calor se hace realmente insoportable. Por suerte ya no queda nada, pero son casi los peores kilómetros de la cursa. De todas formas, deja correr bastante, y a un ritmo de aprox 6'/km acabo los últimos kilómetros hasta la meta en 7h34:04. Posición 43. Bastante contento!!

Un festival de comidas y bebidas, gran llegada a meta en Camprodon. La organización como siempre perfecto, si bien no entiendo que no hayan puesto más avituallamientos o al menos puntos de agua...




El sábado siguiente, 25.06.2022, 6 días después, aprovecho para hacer una última ruta por el Montseny.

La ruta de 5 Cims que sale desde Montseny hacia Turó de l'Home, les Agudes, Sant Marçal, Matagalls, CollFormic, Sant Cristòfol, el Cafè, el Sui, Turó del Samont, y después una pésima zona de zarzas para llegar por fin a una pista forestal para bajar al pueblo de Montseny.

Me equivoco en el último kilómetro, voy hacia atrás y añado 3,5 kms de carretera para llegar exhausto al coche. Total 48 kms y casi 3000m de desnivel. 9h12.

Ahora sí he hecho todos los deberes, y tras los 13 kms de montaña de ayer me queda tan solo un entreno de 10 kilómetros por el río el martes y el viernes que viene el gran día:

Las 100 millas del Val d'Aran by UTMB. 

Tick Tack, Tick Tack, Tick Tack..





 

jueves, 9 de junio de 2022

Pujada Bagà y más (Please, tributo a U2, Casa Rural l'Alzina)

 


No sé si tengo la mala suerte de tener siempre unos eventos justo antes de mis cursas, o si tengo la buena suerte de tener unos eventos más que recomendables que compensan mis nefastos éxitos deportivos....

Pues, el domingo 29 me tocaba hacer la Pujada de Bagà al Coll de Pall.
Yo estaba seguro que no iba a ser capaz de hacer 19 kms corriendo, subiendo 1300 metros por asfalto con un calor brutal. No obstante, varios amigos míos (que normalmente acaban muy detrás de mi) habían hecho esta cursa en menos de 2 horas, y por eso pensaba que quizás la magia de este sitio hacia que pasaban milagros....

Lo dicho, el sábado por la noche un excelente concierto de Tributo a U2 con el grupo "Please", por un precio ridículo de 15€/persona en mi pueblo y no solo es un gran cantante y nos amenizó la noche con un espectáculo difícil de olvidar, sino que encima era un trozo de pan, dejándose fotografiar con nosotros y charlando un rato con él. 

Pensaba que le iba a molestar venir con mi camiseta de Bruce Springsteen, pero al final me comentó que él sería el primero en buscar entradas para el concierto del Abril 2023!!


Una cena posterior con pocas cervezas, pero con la tontería se hacían las 01:30 antes de irme a dormir.

A las 6 me levanto, me ducho y voy a Bagà para ver a los amigos que salen una hora antes de las 09:00 para hacer la cursa con más tranquilidad.

Hago la única foto triunfante de la cursa, y charlo con unos amigos Correcats antes de la cursa. 


Somos tan solo 41 corredores que hacen los 19 kms por carretera, y 42 que hacen la milla vertical de Bagà al Puigllançada para bajar luego al Coll de Pal y juntarse con nosotros. A esta cantidad hay que descontar la docena de personas que no se presentó y la docena de personas que salieron una hora antes.

Total, que a las 09:00 tan solo salimos unas 60 personas.

Me pongo a 3/4, con 45 corredores delante y 15 detrás y salimos corriendo a ritmo controlado.

Tras 200m ya nos separamos la cursa de asfalto de la cursa de montaña y de repente veo como se me junta una bicicleta con la indicación "Último corredor". Miro atrás y me doy cuenta que efectivamente soy el último de los corredores de asfalto.

Los primeros 3 kilómetros son relativamente suaves y aprovecho para adelantar a 2 corredores, y un km després a 2 más, y al km 4 a 2 más...

Empieza a subir la pendiente y en el km 7 ya supera el 10%. Nadie camina pero con apenas un tercio de la cursa hecha veo que será imposible correr sin parar... así que tras 6,7 km tiro la toalla y empiezo a caminar. Me adelantan los dos hombres que había adelantado en el km 4, trotando a ritmo lento, y empieza el calvario. 

No sé si son los kilos de más, la falta de fuerza en las piernas, ser un nenaza... pero no puedo más.

Pierdo de visto a los 2 delante, pero por suerte los 4 de atrás tampoco están a la vista.

Voy alternando el caminar y correr, haciendo alguna foto de la zona guapísima en que nos encontramos, con el Pedraforca como joya al horizonte.


A partir del km 14 la pendiente vuelve a ser algo más normal, un 5÷6% y puedo correr 4 de los últimos 5 kms. Finalmente aguanto la posición y tras 2h21 llego por fin a meta en Coll de Pal.

Claramente mi cuerpo no es apto para este tipo de tortura y pienso con añoranza en mi buena época de mediofondista, cuando siempre tenía las piernas frescas y rápidas!

Por suerte montaron una fiesta bestial allí arriba y ¡qué bien entraba l'entrepà amb botifarra recién hecho. Delicioso! Tanto que no pude evitar pedir otro bocata de butifarra... quizás demasiado.

Justo después llegaron los amigos que hacían la Milla Vertical y juntos seguiríamos subiendo al Niu de l'Àliga. Aquí notaba que las piernas no tenían nada de fuerzas, y con diferencia era el más débil del grupo a la hora de subir los 450+100 metros de desnivel positivo.

Costó un huevo, acabando mi segunda butifarra mientras caminaba, pero en poco menos de una hora llegábamos a la cima.

Foto de rigor, y volver trotando los 1850 metros de desnivel negativo hacia Bagà. 


Tardamos casi 2 horas pero al final llegamos todos enteros al punto de salida.

El lunes un buen masaje de KIKO, sin final feliz, pero sí viendo las estrellas, y el viernes con "els cosins" a la Casa Rural de l'Alzina (a 5 kms de Ponts), con un tiempo perfecto... perfecto para disfrutar de la piscina... 


No tanto, no tan perfecto para correr los 3 días 13 kms con 200 metros de desnivel positivo por las zonas más secas de Catalunya, en la Segarra, a las 13h...

Pero luego el premio era comer y beber sin remordimientos hasta altas horas de la noche!

 


Y esta mañana una mañana con mucho estrés... llevando mi hijo a Sant Joan de Déu para la segunda sesión de vacunas contra la alergia, recortando 5 minutos por aquí y por allá y así llegar a la empresa a las 09:55... justo a tiempo para meterme en internet y conseguir las entradas del (probablemente) último concierto de The Boss, Bruce Springsteen antes de dejarlo.

Pista Trasera, pero al menos he conseguido entradas para el concierto del 28.04.2023 !!!

Los pequeños placeros de la vida cuando ya estás en tu segundo medio siglo (y quizás el último tercio de tu vida).

A darlo todo, que es lo que nos queda!!!!